Actualizado 26/10/2022 18:49

Vox carga contra los Presupuestos por ser "esencialmente sanchistas" y "anteponer sus intereses" a los del país

Iván Espinosa de los Monteros, portavoz del Grupo Parlamentario Vox, interviene para pedir la devolución al Gobierno del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2023
Iván Espinosa de los Monteros, portavoz del Grupo Parlamentario Vox, interviene para pedir la devolución al Gobierno del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2023 - CONGRESO

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha cargado este miércoles ante el Pleno del Congreso contra el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2023 por ser "esencialmente sanchistas" y "anteponer sus intereses" a los del país.

Y es que en su intención para defender la enmienda a la totalidad con la que buscan tumbar las nuevas cuentas, ha asegurado que los Presupuestos son "una máquina electoralista pactada e ideada para las sucesivas convocatorias electorales" previstas el próximo año.

Entre los "tintes indisimuladamente electoralistas", Espinosa de los Monteros ha encuadrado el aumento del gasto, un 25% mayor, ha dicho, al registrado antes de la pandemia y superior al de esa crisis, cuando incluso ha justificado el aumento de la inversión pública.

El diputado de Vox ha incidido en que en los últimos 15 años la deuda ha aumentado en 1,1 billones y ha criticado su aumento continuado por cerrar ejercicio tras ejercicio con déficit, ante lo cual ha exigido una metodología para elaborar las cuentas que no tome de referencia los años anteriores, facilitando así el recorte de gasto.

AÚN NO SE HA RECUPERADO EL PIB PREPANDEMIA

Espinosa de los Monteros ha confrontado la política económica del Gobierno señalando que España aún no ha recuperado los niveles de PIB registrados antes de la pandemia y que probablemente no los alcance durante el próximo año.

Asimismo, ha puesto en cuestión las políticas de igualdad, limitándolas a una "red de chiringuitos" y unas leyes "para culpabilizar al hombre sólo por el mero hecho de serlo"; el gasto reservado a Memoria histórica, por "dividir a los españoles", y de acogida a la migración por "promover el efecto llamada".

En su intervención, el portavoz de Vox ha criticado también las alianzas del Gobierno para sacar adelante las cuentas, asociando Bildu a los asesinatos de ETA "por los que jamás se ha arrepentido", y apuntando el acercamiento de presos de la banda terrorista como contrapartida del apoyo a las últimas cuentas.

"ESTÁN FUERA DE LA REALIDAD", REPLICA LA MINISTRA

En su réplica, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha aseverado que Vox "se ha situado no sólo fuera del consenso internacional, como está el PP, sino fuera de la realidad". Así, ha defendido que España es uno de los países europeos con menor inflación, y "crece el doble" que países como Alemania, Francia o Italia.

La titular de Hacienda ha dicho entender el rechazo de Vox a los Presupuestos. "Son vacuna contra lo que ustedes representan, la antipolítica y el populismo", ha explicado, acusando a esta bancada de "alimentar los bajos instintos" y advirtiendo de que "es terriblemente peligroso alimentar un pensamiento de buenos y malos, de amigos y enemigos de la patria".

"SU MODELO ES EL DE MELONI O DE ORBAN"

"Para ustedes, el modelo a seguir es el modelo de (Giorgia) Meloni en Italia o de (Viktor) Orban en Hungría. Un modelo contraria a la modernidad, al progreso o a los derechos civiles más básicos", ha espetado Montero, recordando el rechazo de Vox a apoyar medidas como la reforma laboral, los ERTE, el ingreso mínimo vital o la Ley de cadena alimentaria.

En su réplica, Montero ha argumentado que a Vox "le estorba el gasto público porque le estorba un Estado social y de Derecho" y se ha preguntado si medidas como la bajada fiscal a la factura de luz y gas, a las pymes o la bonificación de 20 céntimos a los carburantes no son ayudas a los hogares de "clase media y trabajadora".

Finalmente, Montero ha subrayado, ante las acusaciones de Espinosa sobre los presos etarras, el "estricto cumplimiento" de la Ley penitenciaria y ha asegurado que el presidente de Vox, Santiago Abascal, al igual que otros compañeros del partido que entonces militaban en el PP, aceptaron cuando ETA mataba "generosidad" a la banda terrorista y la flexibilización de las condiciones penitenciarias. "¿Después de eso pretenden que un partido que tiene muertos, víctimas del terrorismo, darnos lecciones? No se lo vamos a permitir", ha zanjado.