Publicado 25/11/2020 15:24CET

Deoleo promueve un cambio positivo en el sector del aceite de oliva y fomentar la revalorización del producto

Aceite sostenible de Carbonell (Deoleo)
Aceite sostenible de Carbonell (Deoleo) - DEOLEO - Archivo

Lanza un decálogo de buenas prácticas

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Deoleo, propietario de marcas como Hojiblanca, Carbonell, Bertolli o Carapelli, ha lanzado un décalogo de buenas prácticas para garantizar la calidad del aceite de oliva virgen extra en toda la cadena de valor, desde la recogida de la aceituna hasta la distribución del producto, y fomentar la revalorización del producto, según ha informado en un comunicado.

En concreto, esta publicación, que llega con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Olivo, tiene como objetivo promover un cambio positivo en el sector y fomentar la revalorización de la categoría, ya que a través de la protección de la calidad se favorece la creación de valor sostenido para los agricultores y la industria, para el medioambiente y para la sociedad española en su conjunto.

El director general de Deoleo en España, Víctor Roig, ha reconocido que el sector vive "tiempos convulsos, derivados de una gran sobreproducción y una crisis de precios y cualquier práctica que favorezca tomar la senda de la revaloración de la categoría debería ser compartida".

"Desde Deoleo estamos comprometidos e implicados con la olivicultura y apoyamos y fomentamos la incorporación de prácticas éticas y sostenibles en todo el sector para favorecer la sostenibilidad social, económica y medioambiental del olivar", ha explicado.

De esta forma, la multinacional ha lanzado esta guía de recomendaciones para asegurar la calidad del producto en toda la cadena de valor, que empieza desde cómo realizar la cosecha y cuidar la aceituna, hasta el almacenamiento, donde se precisa que el aceite de oliva virgen extra se haga en depósitos de acero inoxidable y filtrado al packaging, donde se recomienda el uso de botellas de color oscuro para proteger de la luz el aceite de oliva virgen extra y evitar su oxidación.

Respecto a la distribución, se sugiere monitorizar la temperatura ambiental durante el transporte del producto terminado, y muestrear el producto, tanto en los almacenes del distribuidor, como en los lineales de los supermercados para así garantizar que el producto llegue al consumidor final con todas sus cualidades.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas