Economía.- BNK España traslada sede social a Burgos, donde planea proyectos de investigación de reservas de gas pizarra

Actualizado 31/10/2013 19:06:44 CET

BURGOS, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La filial española de la petrolera canadiense BNK ha trasladado este jueves su sede social a Burgos, donde ya cuenta con una oficina a la que se suma un delegado en la provincia, además de un centro en Madrid.

Según ha informado la multinacional a través de un comunicado remitido a Europa Press, ésta cuenta actualmente con varios permisos de investigación de las reservas de gas pizarra que se encuentran en el subsuelo del norte de la provincia de Burgos, concretamente en Sedano, Urraca y Rojas, este último pendiente de concesión.

BNK España tiene entre sus compromisos el de proporcionar formación y empleo a la población local y utilizar sus servicios. En esta primera fase de exploración, destinada a conocer las reservas de gas que alberga el subsuelo de la provincia de Burgos, la empresa tiene previsto emplear entre 50 y 150 personas por cada sondeo exploratorio, en puestos de trabajo directos e indirectos entre mano de obra, suministro de materiales de construcción, gasoil, arena, transporte, maquinaria, hostelería y restauración.

El presupuesto para esa fase de exploración en el norte de Burgos es de hasta 250 millones de euros en los próximos cinco años, lo que incluye, además de la contratación de mano de obra local, el pago de licencias municipales, el arrendamiento de los terrenos y el pago de impuestos, según las mismas fuentes.

En ese período se podrán hacer hasta un máximo de nueve sondeos exploratorios por cada uno de los permisos. Si los resultados obtenidos durante estos años de exploración son positivos, la compañía podría solicitar un permiso de producción que suponga la presentación de un proyecto totalmente nuevo, con su correspondiente Estudio de Impacto Ambiental, con lo que la inversión "crecería de forma exponencial así como el número de puestos de trabajo creados, que se contarían por miles".

Según un informe de la consultora de geología y geofísica del subsuelo Gessal, el norte de Burgos podría contener el 18 por ciento del gas pizarra existente en España, con un valor a precio de mercado actual de aproximadamente 100.000 millones de euros, un diez por ciento del producto interior bruto de España.

Europa Press Comunicados Empresas