Actualizado 03/05/2007 19:32 CET

Economía/Empresas.- El grupo ITP ganó un 24% menos en 2006 por el retraso de programas y el aumento de costes

BILBAO, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo ITP cerró el pasado año con un resultado neto de 30,7 millones, un 24% menos que en 2005, debido al retraso de los principales programas equipados con los motores Trent 500 y Trent 900, la debilidad del dólar frente al euro y el incremento en los costes salariales y de la materia prima.

Su facturación aumentó en cambio un 17,5%, hasta los 441 millones y para 2007 espera un mantenimiento de ventas y un decremento en resultados.

En un comunicado, la compañía destacó que, pese a la caída de beneficios, el total de inversiones del grupo en 2006 ascendió a 89 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,1% con respecto al ejercicio precedente, de los cuales 68 millones correspondieron a la inversión en I+D de nuevas tecnologías y programas.

El Ebitda del Grupo ITP (beneficio antes de impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones) en 2006 supuso un montante de 57 millones de euros, con un descenso del 13,7% con respecto al año precedente.

Las perspectivas del grupo para 2007 incluyen un mantenimiento de las ventas y un decremento en resultados, "acorde con una situación internacional ya marcada desde el pasado ejercicio por la reducción de los pedidos y el retraso de los principales programas, la situación cambiaria desfavorable con respecto al dólar y el alza del coste de las materias primas".

La compañía precisó que los retrasos en los programas de Airbus han afectado a la participación de las empresas del Grupo ITP en los motores Trent 500 y Trent 900, que impulsan el A340-500/600 y el A380, respectivamente. En cuanto a las materias primas, señaló que, pese al descenso de un 10% del precio del titanio, el coste del níquel, materia prima de "primer orden" en el área de fabricación aeronáutica, ha subido por encima del 270% durante el pasado ejercicio.

PREVISIONES

ITP manifestó que las previsiones indican que en los ejercicios de 2007 y 2008 se mantendrá esta tónica hasta el relanzamiento del programa Trent 900 y el lanzamiento del Trent 1000, que equipa el Boeing B787 Dreamliner, cuya certificación para su entrada en servicio está prevista para el año que viene.

En relación a ITP, la matriz del grupo, destacó que el hito "más relevante" del pasado año ha sido la presentación de su Plan Estratégico 2006-2010, que prevé para su período de desarrollo un crecimiento en ventas del 50% y unas inversiones superiores a los 200 millones de euros.

En 2006, las ventas de ITP ascendieron a 341 millones de euros. La actividad de Fabricación supuso un 56% de la facturación, la de Mantenimiento, un 23% y el resto correspondió a la actividad de Ingeniería. En cuanto al destino de las ventas por mercado, el 43,5% correspondió al sector de Defensa, el 36,6% al sector civil y el 20,4% restante, al área de Mantenimiento.

En lo referente a las filiales, ITP destacó que la mexicana Industria de Turborreactores (ITR), en la que controla el 57% del capital, ha llevado a cabo una joint-venture con Snecma para el mantenimiento de la familia de motores CFM56 de Mexicana de Aviación en sus instalaciones de Querétaro.

Asimismo, en 2006 se aprobó el lanzamiento, en colaboración con ITP, de su propia división industrial para atender al mercado local y norteamericano. En 2006, además, ITR comenzó a fabricar tubería aeronáutica. En el pasado ejercicio sus ventas fueron de 55,9 millones de euros.

Por su parte, PCB, participada en un 60% por ITP, ha obtenido un resultado equilibrado, después de cinco años de resultados negativos consecuencia de la puesta en marcha y del bajo nivel de actividad derivado del 11 de Septiembre. Las ventas del ejercicio 2006 fueron de 28 millones de euros, lo que supone un incremento del 62% con respecto al año anterior.

En relación a Industria de Tubería Aeronáutica (ITA), de la que ITP es accionista único, la filial ha obtenido unas ventas acordes al presupuesto, de 12,9 millones de euros. Durante 2006 ITA ha cumplido el plan de inversiones, principalmente destinado a renovación de maquinaria y utillaje. Las previsiones de facturación para 2007 indican una bajada importante, como consecuencia del retraso de los programas y mayores esfuerzos de coste por las tensiones en el precio de las materias primas.

Por último, el grupo subrayó que, durante 2006 se llevaron a cabo las negociaciones para la venta de ITD al Grupo Mazel y ADE Sodical, operación que se cerró a principios de este año.

Europa Press Comunicados Empresas