Actualizado 07/01/2007 13:27 CET

Economía/Empresas.- Renfe define el jueves una nueva estrategia comercial para el AVE Larga-Distancia

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Renfe definirá esta semana la nueva estrategia comercial para sus servicios de AVE y Larga Distancia, así como la fecha en que comenzará a aplicar la subida del 1,5% prevista para el precio de los billetes de estos trenes y los recargos del 2,75% y de alrededor del 3% que efectuará por gastos de comercialización en caso de la venta de plazas por Internet o en taquilla, respectivamente.

La compañía ferroviaria ya hizo efectivo el pasado 1 de enero el incremento del 3,7% en las tarifas de los servicios de Cercanías y Medias Distancias (Regionales), los que cuentan con carácter de servicio público y se fijan por ello por el Gobierno.

Entonces, la operadora resolvió aplazar los encarecimientos del AVE y la Larga Distancia y las nuevas comisiones hasta que no se cerrara la nueva estrategia comercial de este negocio en la que están integradas.

Esta cuestión se cerrará en la reunión del consejo de administración previsto para el próximo jueves que, de forma monográfica, tratará esta nueva estrategia comercial, así como su fecha de entrada en vigor.

Según el nuevo sistema, Renfe cobrará un 2,75% del importe total de compra a los billetes de estos servicios que se adquieran a través de Internet y entre un 3% y un 3,5% a los que se compren en las taquillas de las estaciones ferroviarias.

Con estas comisiones la compañía pretende compensar los gastos de comercialización, referidos al mantenimiento del sistema informático en el caso de la venta por Internet, que Renfe realiza a través de su página web. Respecto a la distribución en taquilla, con la comisión se cubrirán los gastos de personal del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) encargados de la venta.

HOMOGENEIZAR Y SIMPLIFICAR.

Esta nueva política de comercialización tiene un doble objetivo. Por un lado, diferenciar el coste de distribución en función de canal de venta, y, por otro, homogeneizar y racionalizar el sistema tarifario.

Con este último punto se persigue disponer de un único sistema de formación de precios para toda la oferta de trenes, "más simple y transparente", que permita calcular el precio final de cada viaje en función de la distancia, la velocidad comercial del trenes, la prestación de servicios y el tiempo de viaje, entre otros factores.

Esta unificación redundará en una reclasificación de la cartera de productos de AVE-Larga Distancia de forma que en el futuro tendrá cuatro productos básicos (AVE, Alvia, Altaria y Arco), y también supondrá que la aplicación de la subida media será distinta en función del recorrido, del tipo de tren, del servicio a bordo o del confort, entre otros.

Europa Press Comunicados Empresas