Iberdrola culminará este año la interconexión eléctrica entre EEUU y Canadá, con 1.150 millones de inversión

Actualizado 13/02/2015 14:12:45 CET
Ignacio Galán y Paul LePage
IBERDROLA

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía Central Maine Power (CMP), filial norteamericana de Iberdrola, concluirá este año el megaproyecto de refuerzo de la interconexión eléctrica entre Estados Unidos y Canadá, cuyo presupuesto se eleva a 1.400 millones de dólares (1.150 millones de euros).

Este mensaje forma parte de los transmitidos por el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, por el directivo de Iberdrola USA Bob Kump y por la presidenta y consejera delegada de la filial Central Maine Power (CMP), Sara Burns, al gobernador de Maine, Paul LePage.

Además de este asunto, el presidente de Iberdrola y los representantes de la compañía han abordado con LePage aspectos acerca del futuro energético de este Estado norteamericano, así como los principales proyectos que desarrolla la compañía en la zona.

En concreto, Galán ha expuesto a LePage los planes de Iberdrola en Maine, que pasarán en los próximos años por llevar a cabo inversiones que sigan propiciando la mejora del servicio a sus clientes, así como el desarrollo de nuevas instalaciones de energías renovables, no sólo en este Estado sino también en el área de Nueva Inglaterra.

En el caso del proyecto de interconexión entre Estados Unidos y Canadá, denominado Maine Power Reliability Program (MPRP), las inversiones acometidos durante cinco años están permitiendo construir cinco nuevas subestaciones, cuatro de ellas ya en marcha, y unos 650 kilómetros de nuevas líneas de transmisión.

Iniciado en 2010, se trata del mayor proyecto de construcción de infraestructuras que se ha llevado a cabo nunca en Maine, gracias al cual se han creado 2.700 empleos directos y unos 900 nuevos empleos indirectos entre las empresas proveedoras y de servicios.

"El MPRP es una clara muestra de la importancia de Estados Unidos en la actual estrategia de Iberdrola", afirma la compañía, que recuerda que, en el periodo 2014-2016, el grupo destinará a este país el 17% de todas las inversiones previstas, más de 1.600 millones de euros, sobre todo para desarrollar proyectos de redes y energías renovables.

Iberdrola está presente en Estados Unidos desde el año 2006, cuando, en el marco de su expansión internacional en el sector de las energías renovables, llevó a cabo varias adquisiciones de promotores eólicos estadounidenses.

Fue a partir del año 2007 cuando la compañía dio el gran salto. Lo hizo, por un lado, al cerrar la adquisición, en el mes de abril, de la escocesa ScottishPower, mediante la que se hizo con el control de una de las principales compañías eólicas de EEUU, y, por otro, al adquirir Energy East, en una operación que supuso su entrada, fundamentalmente, en el negocio del transporte y distribución de energía del país.