Actualizado 25/02/2009 14:12 CET

Economía.- La industria del aceite de oliva advierte del peligro del peso de la marca blanca, que alcanza hasta el 78%

Anierac ve legítima la decisión de Mercadona de retirar marcas de sus lineales, pero cree un error "tremendo" renunciar a la del fabricante

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La cuota de mercado de las marcas blancas en el sector del aceite de oliva alcanza hasta el 78% en algunas variedades, lo que constituye un escenario "preocupante" para la industria, que advierte del peligro que tiene ese peso para la generación de valor añadido en el sector y para el mantenimiento de la inversión y del empleo.

Según datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), la participación de la marca blanca en las ventas de aceite de oliva en la distribución oscila entre el 45% en el virgen extra, en torno al 60% en aceite de oliva suave y alrededor del 78% en el intenso.

"Renunciar a la marca del fabricante sería una equivocación tremenda", remarcó en rueda de prensa el presidente de Anierac, Pedro Rubio, quien apeló al sentido común para poner de manifiesto que "no es malo" que la marca blanca siga tirando del volumen de ventas en el sector, pero "sería muy negativo que la del fabricante se viera perjudicada o retirada de los lineales".

Tras hacer alusión a la polémica suscitada por la decisión de Mercadona de retirar marcas de sus establecimientos, una estrategia que consideró "legítima", Rubio afirmó que la industria ha trasladado su preocupación al sector de la distribución y defendió que ambas marcas tienen que convivir en los establecimientos "necesariamente".

"La marca del fabricante impulsa al empresario a invertir, crear, innovar y buscar un aliciente más allá de lo que el día a día nos da", remarcó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva (Asoliva), José Pont, sostuvo que el problema de una "posición dominante" de la marca blanca es que deja al sector desprovisto de valor.

"Si el futuro del sector del aceite de oliva tiene que pasar por que se venda toda su producción con marca blanca, no es un futuro brillante", apuntó Pont, quien señaló que la marca del distribuidor "no puede innovar, es sólo un planteamiento de precio".

Según Asoliva, el peso de la marca blanca en los mercados exteriores es inferior al que tiene en España, porque, salvo en el Mediterráneo, no se trata de un producto de consumo diario. Así, en Estados Unidos su incidencia no es relevante, mientras que en Francia alcanza cuotas de entre el 25% o el 30% y en Inglaterra del 50%. "En casi ningún lugar la marca blanca en aceites tiene la relevancia que tiene en España", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas

Lo más leído

  1. 1

    Andalucía decreta cierre perimetral hasta el 9 de noviembre y confina las provincias de Granada, Jaén y Sevilla

  2. 2

    La historia real tras Gambito de Dama, la serie de ajedrez de Anya Taylor-Joy en Netflix

  3. 3

    El Gobierno se aplica la subida de sueldo de los funcionarios que se negó a diputados y senadores

  4. 4

    Nuevos datos confirman posible impacto del asteroide Apophis en 2068

  5. 5

    Garzón avisa a 25 equipos de fútbol de que deben extinguir sus contratos de publicidad de apuestas al final de temporada