Economía.- La industria de bebidas espirituosas caerá un 8% en 2013 por alza fiscal y encadena su séptimo año a la baja

Bebidas alcoholicas
EUROPA PRESS
Publicado 18/12/2013 15:42:14CET

Las ventas retroceden un 40,2% desde el inicio de la crisis, lo que supone 3.000 millones menos de ingresos

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La industria de bebidas de alta graduación prevé cerrar 2013 con un descenso de las ventas de entre el 6% y el 8% como consecuencia de la crisis económica y del impacto del alza de los impuestos especiales aprobada antes del verano.

En rueda de prensa, el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Bosco Torremocha, ha explicado que 2013, el séptimo año de ventas a la baja, será el "peor" desde el inicio de la crisis, porque consolida la caída acumulada del 40,2% desde 2007, lo que se ha traducido en una pérdida de 3.000 millones de euros.

"Este año va a ser el peor desde que tenemos datos y desde el inicio de la crisis", lamentó Torremocha, quien precisó que, a falta de conocer el comportamiento de la última parte del ejercicio, el retroceso se situará en torno al 8% para el conjunto del año, sin que la campaña de Navidad contribuya de forma positiva.

Según Torremocha, el alza del 10% de los impuestos especiales aplicables a las bebidas espirituosas ha distorsionado el mercado, con un aumento del consumo de la cerveza en detrimento del de bebidas espirituosas.

Otro de los efectos de la situación económica y del alza fiscal ha sido el descenso más acusado de las ventas en hostelería, con un retroceso del 8,20%, mientras que en el canal alimentación, los ingresos han retrocedido un 2,60%. Dentro de la hostelería, la franja de ocio nocturno es la que más acusa el descenso, con un retroceso del 12,6%.

Las categorías de productos más consumidas son el whisky (31%), el ron (20%), la ginebra (17%), los licores (15%), el brandy (8%), vodka (4%) y el tequila (1%). El director de FEBE ha destacado que la tendencia en todas ellas es a la baja, aunque, a pesar del contexto económico, aumenta el consumo de marcas 'premium' en el caso de la ginebra, cuyas ventas suben un 7,6%.

Asimismo, Torremocha ha advertido del impacto de la caída del consumo en la recaudación estatal vía impuestos, que está ya en niveles inferiores a 2000. Desde el inicio de la crisis, según ha señalado, la recaudación ha sufrido un descenso del 20%, pese a la doble subida de tipos del impuesto especial (un 10% en 2005 y otro 10% en 2013).

Frente a la situación de las bebidas espirituosas, el consumo de cerveza no ha parado de crecer desde 2000, incluso durante la crisis, según ha señalado el director ejecutivo de FEBE, quien ha subrayado que este hecho no se traslada a la recaudación por impuestos especiales aplicables a la cerveza, que apenas sí ha subido.

En concreto, según los datos aportados, Hacienda recaudó 745 millones de euros vía impuestos especiales sobre alcohol en 2012, tras registrar las bebidas espirituosas unas ventas en volumen de 205 millones de litros, mientras que la recaudación procedente de la cerveza fue de menos de 300 millones de euros, con un volumen de ventas de 3.800 millones de litros.

"Esta situación no es equitativa, ni equilibrada, ni justa (...), hay muchos litros que no están pagando lo que les corresponde", ha señalado Torremocha, quien ha solicitado al Gobierno que en su próxima reforma fiscal establezca una estructura para recaudar por grado de alcohol, lo que frenaría este "trato discriminatorio" entre ambos sectores.

Europa Press Comunicados Empresas