Economía/Macro.-La CEOE advierte de que el aumento de los tipos de interés está "erosionando" el consumo de las familias

Actualizado 08/06/2007 16:47:52 CET

La patronal condiciona la evolución del consumo privado en 2008 a los tipos y al mercado laboral

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La CEOE asegura en su último informe sobre la situación socioeconómica que es el consumo de las familias donde más se está notando el cambio de patrón de crecimiento de la economía española y advierte de que el aumento de las obligaciones financieras que soportan los hogares españoles por el aumento de los tipos de interés "está empezando a erosionar" su capacidad de gasto.

La patronal española, que esta semana ha dado la bienvenida a Gerardo Díaz Ferrán como nuevo presidente en sustitución de José María Cuevas, destaca en su informe que la economía española prolongó en los primeros meses de 2007 la etapa expansiva iniciada hace tres años, con un crecimiento del 4,1% en tasa interanual.

La CEOE señala además que la composición de este crecimiento es "más equilibrada" no sólo desde la óptica de la demanda, con una moderación de la demanda interna y una aportación menos negativa del sector exterior, sino también desde la parte de la oferta, donde la industria "tiene un protagonismo tan destacado como la construcción".

Frente a la "erosión" que está sufriendo el consumo familiar, la patronal indica que el crecimiento de la inversión empresarial se encuentra en niveles máximos, no alcanzados desde 1999. Además, subraya que la saneada situación financiera de las empresas, junto a la recuperación industrial y las buenas perspectivas de negocio tanto dentro como fuera de España, "estimulan la puesta en marcha de nuevos proyectos de inversión y modernización del aparato productivo.

CONTENCIÓN DE LOS COSTES LABORALES.

La organización empresarial considera que si se consolidara ese patrón de crecimiento "más diversificado", con mayor protagonismo de la inversión productiva y en menor medida de las exportaciones, la competitividad de la economía española "debería fortalecerse", al aumentar la capacidad productiva y reducirse la presión en los precios.

En su opinión, esa mayor capacidad de producir "comienza a manifestarse ya en la productividad", que está creciendo a tasas positivas del 1%, no sólo por la recuperación de la industria, sino también por los servicios de mercado, donde la productividad ha dejado de caer.

En este contexto de recuperación de la productividad, la remuneración por asalariado sigue creciendo a tasas superiores al 3%, aunque la CEOE afirma que ha perdido "algo de vigor" a comienzos de año. Como consecuencia de ello, los costes laborales unitarios se han desacelerado medio punto, hasta el 2,4%, por debajo de la media del 3% de los últimos años y del deflactor del PIB.

Para la patronal, la contención de los costes laborales unitarios y la mejora de la productividad están favoreciendo el dinamismo del mercado laboral español, "que destaca frente a otras economías europeas por la fortaleza de la ocupación".

MENOR CRECIMIENTO EN 2008.

La CEOE afirma además que las perspectivas para 2007 en creación de empleo son positivas, pues con una previsión de crecimiento del PIB del 3,7%, el empleo seguirá aumentando a tasas cercanas al 3%, de forma que el número de puestos de trabajo se incrementará en torno a 500.000 empleos.

En definitiva, la organización presidida por Gerardo Díaz Ferrán concluye que, a la vista de las estimaciones de distintos organismos, 2007 será también un año de bonanza para la economía española, consolidándose como uno de los países europeos con mayor crecimiento y creación de empleo.

No obstante, para el próximo año, existen discrepancias sobre cómo se comportará el PIB, especialmente por el lado del consumo. "No cabe duda que es difícil estimar cuál va a ser la pauta del ajuste del gasto de las familias, particularmente en 2008. Su evolución dependerá, sin duda, de los tipos de interés, pero también del mercado de trabajo, factor que hasta ahora ha ejercido como soporte del consumo", apunta.

En este sentido, recuerda que los menos optimistas, como la OCDE, prevén una desaceleración más acentuada del consumo privado, que impedirá a la economía española alcanzar un crecimiento del 3% en 2008. Por su parte, tanto Bruselas como el FMI estiman crecimientos del PIB superiores al 3%, debido a que tienen una visión más positiva sobre el comportamiento del consumo privado.

Europa Press Comunicados Empresas