Actualizado 19/10/2009 16:39 CET

Economía/Motor.- Díaz Ferrán aboga por evitar el cierre de Figueruelas y pide no centrarse en el número de despidos

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, abogó hoy por la búsqueda de una solución que garantice la viabilidad y evite el cierre de la planta de Opel en Figueruelas, al tiempo que se mostró partidario de no centrar las negociaciones en el número de despidos.

Díez Ferrán, quien asistió a la intervención del secretario general de UGT, Cándido Méndez, en 'Nueva Economía Fórum', coincidió con el líder 'ugetista' en que "hay que buscar una solución laboral y económica para que la empresa siga funcionando", ya que "lo peor es que la empresa se cierre y al final todos los trabajadores queden en paro".

No obstante, matizó que el acuerdo que la empresa debe sellar con los empresarios no debe centrarse en una u otra cifra de trabajadores, sino en una solución de viabilidad. "No es la cifra, es lo que la empresa pueda soportar para salir adelante y asegurar que los que se queden tengan el trabajo asegurado y que los que se queden fuera lo puedan tener en un futuro", aclaró.

"En el futuro esperamos que la empresa vuelva a la senda anterior, que vuelva a recuperar los puestos que tenían, aunque las cosas nunca volverán a ser igual", sentenció el máximo responsable de la patronal.

Por su parte, Cándido Méndez aseguró que la supresión de más de mil puestos de trabajo en la factoría de Figueruelas, como figura en el plan presentado por la Magna rechazado hoy por los sindicatos, es "excesiva".

Durante su participación en el 'Nueva Economía Fórum', Méndez indicó que es necesario "preservar el futuro de la compañía", para lo que demandó una "acción fuertemente coordinada entre las administraciones y los trabajadores", pero consideró que la cifra de despidos "debe corregirse a la baja".

Para el líder de UGT, "el futuro de Magna, en gran parte, depende del futuro de la planta de Opel en Figueruelas". "El 40% de las ventas y de la producción del grupo Opel en Europa depende de esta planta y, por lo tanto, el propio futuro de la operación Magna pasa por preservar su productividad y actividad, lo que tiene relación con el volumen de empleo", explicó.

Europa Press Comunicados Empresas