Actualizado 28/06/2007 13:17 CET

Economía/Motor.- Dos de cada diez coches que circularán en España en verano no habrán pasado la ITV, según Faconauto

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos de cada diez vehículos que circularán por las carreteras españolas durante el próximo verano, con motivo de las vacaciones estivales, "no se habrán sometido" al servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), según informó hoy la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

La patronal indicó que aproximadamente los titulares del 20% de los vehículos que circulan por España "elude" realizar este control del estado de su automóviles, lo que supone "unos efectos colaterales de riesgo e inseguridad vial" que pueden repercutir sobre el resto de los automovilistas.

Faconauto recordó que la legislación vigente desde 1981 exige que los vehículos matriculados en España se sometan a dicha inspección. En este sentido, advirtió de que si los usuarios cumplieran "debidamente" con esta legislación "se reducirían los niveles de siniestralidad y los 'cuellos de botella' en los talleres en el periodo previo al inicio del verano".

Por otro lado, desde la Federación explicaron que durante el verano se incrementa un 40% el tráfico de los usuarios por los talleres de reparación, lo que provoca demoras "innecesarias". Ante este caso, el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, explicó que esta cifra "podría reducirse a la mitad si los usuarios cumplieran escrupulosamente con los plazos establecidos por ley para pasar la ITV".

Además, Faconauto resaltó que los principales chequeos que realizan los conductores en esta época son la revisión de los niveles de los líquidos, la comprobación del estado de las pastillas de frenos y discos, el cambio y equilibrado de neumáticos o el cambio de los filtros.

En otro sentido, la organización aseguró que la eficacia del sistema de ITV y el cumplimiento de los plazos de inspección establecidos por ley "se garantizaría con la entrada de los 3.500 concesionarios oficiales como proveedores del servicio". "Esta propuesta permitiría triplicar la capacidad actual y garantizar un servicio más cercano al domicilio del ciudadano", añadió.

De esta manera, la patronal defendió la aplicación en este país de un sistema de ITV "mixto", similar al modelo alemán, en el que exista una "estricta separación entre inspección y funciones de reparación". Así, la inspección se realizaría por peritos independientes que verifiquen el estado de los vehículos, mientras que la reparación la llevarían a cabo organizaciones privadas.

Europa Press Comunicados Empresas