Actualizado 23/07/2009 22:42 CET

Economía.- Los trabajadores de Caramelo rechazan la última propuesta sobre el despido de 237 trabajadores en A Coruña

La empresa dice que en los próximos días informarán "por dónde irá" el futuro de la compañía

A CORUÑA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del grupo textil gallego Caramelo rechazaron hoy, en una asamblea celebrada esta tarde, la última propuesta sobre el despido de 237 trabajadores en su fábrica de A Grela (A Coruña), presentada por los mediadores de la Xunta en la reunión que mantuvieron esta mañana con los sindicatos y la empresa. Tras esta decisión, fuentes de la empresa aseguraron a Europa Press que "los propios trabajadores han decidido sobre el futuro de Caramelo".

Estas mismas fuentes evitaron hacer más declaraciones respecto a lo sucedido en la asamblea, después de que esta mañana -tras la reunión con los mediadores- hiciesen un llamamiento para "cerrar los flecos existentes" ante lo que consideraban ya como un "principio de acuerdo". También aseguraron que en los próximos días comunicarán "por dónde irá" el futuro de la compañía, cuya situación económica han calificado en reiteradas ocasiones de "extrema"

En la asamblea, los trabajadores rechazaron la última propuesta -39 días por año trabajado con un tope de 34 mensualidades y un máximo de 60.000 euros por empleado- por 114 votos en contra, 91 a favor y 9 abstenciones, según informó a Europa Press la portavoz de CIG-Textil, Dores Martínez.

La portavoz de CIG-Textil -sindicato mayoritario en el comité de empresa- aseguró que "a partir de hoy se abre un nuevo escenario" y sostuvo que deberá ser la empresa "la que decida si sigue con las negociaciones, quiere comunicar los despidos o ir a la ley concursal", indicó en alusión a la decisión de Caramelo de iniciar los trámites para acogerse al concurso de acreedores.

ESCENARIO "COMPLICADO".

En este caso, admitió que el escenario sería "complicado" para los trabajadores, pero sostuvo que "también lo sería para empresa y para el Gobierno gallego, que tendría que decir si juega como socio o como Gobierno", afirmó en alusión a la presencia que la Xunta tiene en el accionariado del grupo textil.

Asimismo, acusó a la empresa de plantear "propuestas trampas" en la reunión de hoy, en alusión al "derecho a veto" que, dijo, planteó la compañía respecto a la relación de los trabajadores que decidiesen acogerse de forma voluntaria a los despidos.

La portavoz de CIG-Textil sostuvo que en caso de no completarse voluntariamente el número de 237 empleados afectados por esta medida "los primeros candidatos serían los 19 trabajadores despedidos", indicó en alusión a la situación de los empleados a los que la empresa responsabilizó de los daños ocasionados en la fábrica del polígono industrial de A Grela durante las movilizaciones.

Por su parte, la portavoz de la Federación de Industrias, Textil y Químicas de CC.OO de A Coruña (Fiteqa), Dolores López, -sindicato que pidió el respaldo a la propuesta realizada hoy- calificó de "nada halagüeño" el futuro de la empresa y aseguró que "ahora habrá que esperar que nos depara", en alusión al proceso concursal.

"Entendíamos que el acuerdo no era maravilloso, pero viendo el escenario que teníamos y que nos habían dicho que era la última reunión y la última oferta, creíamos que había que tomar una decisión positiva", indicó respecto al respaldo de esta oferta. No obstante, consideró "soberana" la decisión de la asamblea.

Europa Press Comunicados Empresas