Iberdrola y National Grid adjudican un contrato a Siemens y Prysmian

Actualizado 16/02/2012 10:40:06 CET

   MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

   Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, y el operador del sistema eléctrico británico, National Grid, han adjudicado un contrato de 1.000 millones de libras (1.205 millones de euros) a la compañía alemana Siemens y al productor de cable italiano Prysmian para construir la primera conexión submarina eléctrica entre Escocia e Inglaterra y Gales, ha informado este jueves la eléctrica española.

   Está previsto que este nuevo tendido aumente la capacidad de transporte de electricidad entre dichas regiones en más de 2.000 megavatios (MW) bidireccionales, lo que permitirá que la energía fluya de Norte a Sur en función de las futuras oferta y demanda, así como evacuar la producida por los nuevos proyectos renovables que se están promoviendo en Escocia.

   El cable, que se convertirá en el más largo del mundo de sus características, propiciará la conexión de hasta 6.000 nuevos megavatios de energías renovables al sistema eléctrico británico, gracias a los que se podrá abastecer el consumo energético de más de tres millones de hogares.

   A propósito de esta adjudicación, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha indicado que la compañía "espera invertir" 2.600 millones de libras (3.100 millones de euros) entre los años 2013 y 2021 con el objetivo de incrementar la capacidad de la red eléctrica en Reino Unido.

   La nueva gran línea eléctrica impulsada por Iberdrola, con una participación del 35% en el proyecto, y por National Grid, que cuenta con otro 65%, alcanzará los 420 kilómetros de longitud, contará con el primer conector submarino en corriente continua de 600 kilovoltios (kV) y su entrada en funcionamiento se producirá en 2016. Partirá desde el municipio escocés de Hunterston, en Ayrshire, y llegará a North Wales.

   "Este proyecto es una parte esencial del programa de mejoras de la red de transporte de electricidad que se llevará a cabo en los próximos años en Reino Unido" y se plantea en un momento clave, dado que, "actualmente, la interconexión entre Escocia e Inglaterra funciona casi a su máxima capacidad", afirmó Sánchez Galán.

   "En total, prevemos invertir 12.000 millones de libras (14.500 millones de euros) durante esta década en Reino Unido, cifra que incluye los proyectos de energía eólica marina en desarrollo", señaló el presidente de Iberdrola.

RENOVABLES EN ESCOCIA.

   El aumento de la capacidad de interconexión, afirmó, "dará un impulso al desarrollo de los proyectos de energías renovables en Escocia, cuyo objetivo no sólo es distribuir energía limpia a los clientes de todo el país, sino contribuir al cumplimiento de las metas medioambientales del Reino Unido".

   Por su parte, el director ejecutivo de National Grid, Nick Winser, señaló que el enlace "desempeñará un papel esencial tanto para cubrir las necesidades energéticas del país como para contribuir a abordar el problema del cambio climático".

   Esta infraestructura forma parte del plan estratégico de energía de Reino Unido, entre cuyos objetivos figura dotar al país de una red de electricidad integrada. Además, se inscribe en el plan de mejora de la red de transporte de ScottishPower, recientemente acordado con el regulador Ofgem.

Europa Press Comunicados Empresas