Actualizado 29/10/2020 19:55 CET

Minsait y ACE ayudan a Ahorramás a lograr nuevos ingresos con una gestión eficiente del servicio eléctrico

Ahorramás
Ahorramás - AHORRAMÁS

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Minsait, una compañía de Indra, y la Asociación de Consumidores de Electricidad (ACE), han validado este jueves los resultados del proyecto piloto de Agregación de la Demanda que están desarrollando para ayudar a Ahorramás, cadena de supermercados del Grupo IFA, a poner en marcha nuevos servicios que incrementen su competitividad aprovechando las oportunidades que aporta la transformación digital del sector energético.

Su objetivo es crear un modelo de negocio que le permita obtener nuevas fuentes de ingresos y ahorros energéticos adicionales, aprovechando la flexibilidad que los consumidores pueden proveer al sistema eléctrico para mejorar la estabilidad de la red.

Así, gracias a este proyecto, los supermercados de Ahorramás, podrán agruparse en un agregador de demanda, en este caso ACE, que actúa como intermediario en la 'venta' de servicios de ajuste al sistema eléctrico cuando la reducción del consumo sea más beneficiosa que poner en operación una nueva planta de generación.

En este caso, Ahorramás recibiría una remuneración económica por ofrecer flexibilidad en su demanda, que se gestionaría a través de 'Onesait Utilities Prosumers', la solución de Minsait para la gestión activa e inteligente de la demanda de energía.

Los resultados obtenidos en los últimos meses, y que han sido anunciados en el marco del encuentro 'Flexibilidad agregada, la nueva eficiencia energética', organizado este jueves en Madrid por ACE, confirman la rentabilidad de este modelo de negocio a partir de la integración de un conjunto de los supermercados de la firma e incidiendo en la climatización, hornos y estaciones de recarga de coche eléctrico como activos del piloto.

En esta línea, los responsables del proyecto calculan unas tasas internas de retorno (rentabilidad sobre la inversión) cercanas al 25% en un horizonte de cinco años, que se empezarían a percibir a partir del cuarto año.

Además, la intensiva inversión inicial asociada a la instalación de equipos de monitorización y control exige que el caso de flexibilidad no se pueda desligar de la eficiencia energética, dado que la inversión en estos equipos también es extensible a las medidas de ahorro energético.

De hecho, se estima que los ingresos procederían en un 65% de la participación en el mercado de energía y en otro 35% de los ahorros directos aportados por la interrupción de cargas y el buen uso de la sensorización.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas