La tecnología de Indra garantiza la seguridad de dos millones de vuelos al año en España

Publicado 08/07/2018 12:00:00CET
Torre de control del aeropuerto de Bilbao
INDRA

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Indra ha desplegado en España la avanzada red de sistemas que gestiona "con la máxima eficiencia" los más de dos millones de vuelos que cruzan cada año el espacio aéreo del país, un trabajo que la compañía de consultoría y tecnología ha llevado a cabo durante más de 40 años y que le ha servido para llevar sus proyectos de tecnología en gestión del tráfico aéreo a 160 países.

Indra remarca que cada vez que una aeronave despega en España, ENAIRE asume la "enorme responsabilidad" de velar por la seguridad del vuelo y su pasaje y, para ello, se apoya en los sistemas que la empresa ha implantado en sus cinco grandes centros de control y en más de una veintena de torres de control en todo el país.

Asimismo, Indra también ha desplegado una densa red de radares y sistemas a lo largo y ancho de toda la geografía para vigilar el tráfico y guiar a las aeronaves. "Se trata de una avanzada infraestructura crítica desarrollada y desplegada por Indra que opera los 365 días del año, las 24 horas del día, sin posibilidad de fallo", afirma.

La compañía de tecnología y consultoría comenzó a desarrollar estos sistemas en los años 80 y, desde entonces, no ha dejado de mejorarlos y modernizarlos, para lo que ha contado de forma puntual con el apoyo de otras empresas especializadas.

Gracias a esta tecnología, las aerolíneas de todo el mundo que cruzan el espacio aéreo español disponen de los estándares de seguridad "más elevados del planeta", superándolos en muchos casos, como los establecidos por organismos internacionales como la ICAO, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas que promueve la reglamentación internacional.

La compañía incide en que estos sistemas juegan un papel clave para el desarrollo de sectores estratégicos de la economía española, como el del turismo, y recuerda que España es actualmente el cuarto espacio aéreo de Europa por volumen de tráfico. "250 millones de pasajeros se benefician cada año de la tecnología de Indra", asegura.

"El nivel de exigencia que ha requerido desarrollar este sofisticado entramado de equipos y sistemas ha sido de tal envergadura que ha convertido a Indra en una de las principales compañías del sector en todo el mundo", agrega.

PRESENCIA INTERNACIONAL

Actualmente, los sistemas de Indra respaldan más de cien millones de aterrizajes seguros en los cinco continentes y gestionan el cielo de países como Alemania o Escocia. Además, la empresa está modernizando los principales centros de control de Europa y mantiene una "sólida posición" en toda Latinoamérica, Asia, Australia, Península Arábiga, Oriente Medio y África.

El origen de este enorme éxito surge en gran parte de una decisión tomada por España hace varias décadas, que con el tiempo se revelaría como "pionera": apostar por una gestión totalmente integrada del tráfico aéreo en todo el país.

España consideró entonces que debía disponer de una visión unificada y homogénea de cualquier movimiento que se produjese en su espacio con el fin de asegurar "una gestión fluida de cada vuelo, en todas sus fases, un objetivo "ambicioso" que sólo un puñado de países se habían planteado.

De hecho, el resto de Estados tenían una gestión del tráfico fragmentada y empleaban tecnologías y equipos diferentes en sus distintos centros y torres de control que ofrecían una visión parcial de las operaciones, dificultando enormemente el intercambio de datos entre ellos.

"En España se apostó por terminar con este problema y la empresa tecnológica española Indra se encargó de desarrollar la tecnología que lo hizo posible", incide la compañía.

A finales del siglo XX, la Unión Europea se encontró con el mismo dilema que España ya había logrado resolver. El espacio aéreo de la UE estaba dividido y fragmentado y cada país gestionaba su cielo de forma independiente, con tecnologías y sistemas distintos.

Esta situación genera ineficiencias que provocan importantes pérdidas cada año y constriñen la capacidad de los aeropuertos para crecer, llevando al ciudadano a sufrir retrasos y molestias. "La Comisión Europea dirigió entonces su mirada a países como España y a empresas como Indra que, de forma local, habían entendido cómo solventar el problema", explica.

Actualmente, Indra es uno de los socios con más peso en la iniciativa SESAR, uno de los pilares sobre los que se apoya la construcción del futuro Cielo Único Europeo que la Comisión Europea está impulsando y uno de los proyectos tecnológicos más importantes del mundo para modernizar el tráfico aéreo. Las principales empresas europeas que participan en él, entre ellas Indra, "está marcando el futuro de la gestión del tráfico aéreo en todo el planeta".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas