ACNUR pide un plan de emergencia ante el flujo de refugiados sirios

Campo De Refugiados Sirios En Turquía
REUTERS
Actualizado 04/07/2012 10:46:17 CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Jordania, Andrew Harper, ha solicitado a las autoridades del país árabe que implementen un plan de emergencia en respuesta al drástico aumento en la llegada de refugiados sirios huyendo del conflicto en el país para hacer frente al surgimiento de una crisis humanitaria.

En la jornada del lunes, 973 personas cruzaron la frontera, lo que supuso el máximo desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011. "Hemos visto un aumento de las llegadas desde los cientos hasta los miles. El desafío no es sólo satisfacer sus necesidades, sino qué hacer con los siguientes mil que lleguen", ha valorado Harper.

Según los datos facilitados por Naciones Unidas, más del 70 por ciento de los refugiados provienen de la provincia de Deraa (sur), uno de los epicentros en los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y tropas rebeldes.

De hecho, activistas sirios han dicho que hay miles de residentes de Deraa acampados en la zona fronteriza esperando a que se afloje el bloqueo militar para entrar en Jordania. "En cuanto el Ejército Libre Sirio (ELS) asegure el camino, llegarán muchos más", ha dicho Abu Ahmed, miembro de los Comités de Coordinación Locales (CCL) residente en Jordania.

En respuesta a la situación, las autoridades locales han activado un "plan de respuesta de emergencia", encabezado por la Organización de Caridad Hachemí de Jordania, para movilizar recursos, personal y suministros hacia la región fronteriza.

Sin embargo, fuentes de seguridad han señalado que la llegada masiva de refugiados registrada esta semana ha provocado un "desastre de vivienda" en las instalaciones de tránsito.

El lunes, el diario 'The Jordan Times' publicó que Naciones Unidas y el Gobierno de Jordania están manteniendo conversaciones en torno a la apertura de un campamento de refugiados en territorio jordano para albergar a los civiles sirios que huyen del país.

Las agencias humanitarias y el Ejecutivo están estudiando la apertura de un campamento en la zona norte de la frontera para hacer frente al flujo de refugiados que llegan al país, que asciende a unas 400 personas al día.

Fuentes de seguridad jordanas han achacado el aumento en las llegadas registrado en los últimos días a la "saturación" en las instalaciones de tránsito. Recientemente se ha instalado un centro de tránsito en el parque Rey Abdalá II, que alcanzó su máxima capacidad en una semana.

Las instalaciones de Bashabsheh, en Ramtha, da refugio a alrededor de 1.500 sirios, tres veces por encima de su capacidad, por lo que las agencias humanitarias se han visto forzadas a trasladar a parte de los residentes a tiendas de campaña de plástico, según Naciones Unidas.

Hasta el momento, Jordania ha garantizado refugio a más de 140.000 sirios desde el inicio de la represión de las protestas pro democráticas en el país árabe.