Publicado 24/05/2021 16:21

Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza una campaña para enviar ayuda psicológica y espiritual al África subsahariana

Iglesia destruida.
Iglesia destruida. - AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha lanzado, a nivel internacional, la campaña 'Me duele África', con la que quiere recaudar 8 millones de euros para apoyar a las iglesias locales del África subsahariana y enviar ayuda psicológica ante la violencia yihadista.

    En concreto, los fondos recaudados se destinarán a financiar proyectos de reconstrucción de iglesias, al sostenimiento de los sacerdotes y religiosas, a proyectos de diálogo interreligioso, así como a "proyectos de apoyo psico-espiritual" en Nigeria, Burkina Faso y Camerún, entre otros países, ya que, según explica la fundación pontificia, la población está en estado de "shock" y con graves heridas psicológicas.

   Según un reciente informe de ACN sobre Libertad Religiosa, los países que componen el África subsahariana están sufriendo "uno de los mayores procesos de radicalización islámica del mundo". Además, el documento revela que en el 42% de los países de este continente se discrimina o se persigue violentamente a los ciudadanos por razón de su fe; y que en 23 de los 54 países hay graves violaciones a la libertad religiosa.

   Este lunes, y ante la celebración este 25 de mayo del Día de África, la fundación de la Santa Sede ha lanzado un mensaje de sensibilización ante la situación que está sufriendo el África subsahariana.

   El director de ACN de España, Javier Menéndez Ros, ha asegurado este lunes en rueda de prensa que "extremistas islámicos con la experiencia en Siria e Irak se han desplazado". "Utilizan niños soldados, violan como arma de guerra y decapitan en masa a los varones que no se unen a la yihad. África se ha convertido en el 'nuevo Oriente Medio'", ha advertido.

   Según ha explicado, en Burkina Faso, el 60% del territorio es inaccesible debido a que los yihadistas y los grupos violentos locales tienen el control desde finales de 2020; y en República Democrática del Congo (RDC) el Estado Islámico se estableció en 2019, y los yihadistas están reconfigurando el este del país.

   Otro de los ejemplos citados, es el caso de Mozambique, un país de mayoría cristiana y con convivencia pacífica entre musulmanes y cristianos, donde el grupo terrorista Al Sabah ha tomado el control de la zona norte del país, Cabo Delgado, provocando "graves atrocidades como la decapitación de niños".

   Desde Cabo Delgado (Mozambique), ha participado en la rueda de prensa la hermana Blanca Nubia Zapata, carmelita Teresa de San José, que tuvo que dejar su misión junto con otras 6 comunidades de misión más.

   "Queremos dignificar la vida de nuestra gente, rescatarla y velar por todos los derechos humanos de todos los ciudadanos que han sufrido esta violencia, este enorme drama humano. Nosotros queremos ayudarles y estar con todo el pueblo", ha asegurado la carmelita.

Más información