Los españoles destinaron 106 euros de media a causas solidarias el año pasado, un 6% más que en 2017, según un estudio

Niños Benin Africa, pobreza, Manos Unidas
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/05/2019 12:26:50CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El año pasado los españoles destinaron 106 euros de media a causas solidarias, un 6 por ciento más que en 2017. En el caso de los mayores de 55 años la cifra aumenta hasta los 177 euros; entre los 35 y 54 años, a 133 euros; y entre los 18 y 34 años, la cifra desciende a los 60 euros.

Así lo pone de manifiesto el estudio 'Radiografía de la Solidaridad en España', elaborado por Fintonic, que destaca que en 2018 uno de cada cuatro españoles colaboró económicamente con alguna iniciativa solidaria.

El estudio, basado en datos reales agregados y anónimos de más de 450.000 usuarios de la aplicación de gestión financiera, refleja que existen diferencias en las cuantías que dedican a estos fines los hombre y las mujeres. En concreto, apunta que el donante medio masculino aporta 120 euros anuales, mientras que la donante femenina tiene un presupuesto de 90 euros.

El principal destino de estas aportaciones son las grandes organizaciones internacionales como Cruz Roja, Acnur, Unicef, Médicos sin Fronteras o Aldeas infantiles. Entre las diez primeras también se encuentran Cáritas y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

La investigación también indica que el ciudadano español más solidario desde el punto de vista económico es el de Navarra, que destinó una media de 130 euros el año pasado. Entre los más generosos también se encuentran los aragoneses, 122 euros; y los vascos y madrileños, que destinaron 120 euros.

Las cifras más bajas destinadas a causas solidarias en 2018 se registraron en Cataluña (82 euros), Canarias (87 euros) y Baleares (90 euros).

El objetivo de Estudios Fintonic es ofrecer información "estratégica y actualizada" sobre tendencias económicas de diferentes mercados, así como realizar un estudio de competencia sectorial y del comportamiento del consumidor.

Contador