Actualizado 21/05/2009 16:57 CET

Greenpeace aplaude la propuesta de Caldera para cerrar la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos)

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace apoyó hoy la propuesta presentada ayer por el vicepresidente de la Fundación Ideas del PSOE y ex-ministro de Trabajo, Jesús Caldera, en la que defiende un cambio urgente del modelo energético en España y afirma que es posible prescindir de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).

Así, los ecologistas, añaden que la central "está totalmente amortizada desde hace años", que es "una instalación obsoleta, aquejada de graves problemas de seguridad (serios problemas de agrietamiento por corrosión)" y que "el rechazo social que genera es manifiesto".

Refiriéndose a las palabras pronunciadas por Caldera, indican que "gracias a la aportación al sistema eléctrico de las energías renovables (más limpias, más seguras y menos costosas que la nuclear), ya es posible sustituir y prescindir de la central nuclear de Garoña".

"El sistema eléctrico español tiene capacidad suficiente para asumir el cierre inmediato y definitivo de esta central, continúan. En este sentido apuntan, a modo de ejemplo, que "el incremento anual de la producción de electricidad renovable de 2008 con respecto a 2007 equivalió al doble de la aportación anual de Garoña".

Según señaló Greenpeace, España exportó en 2008 una cantidad de electricidad "equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña". Además, recordó al presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su promesa electoral de cierre progresivo de las centrales nucleares realizada en 2004 y reiterada en el programa electoral de 2008.