Presidente del CERMI reivindica una 'nueva LISMI' que facilite la empleabilidad de los 600.000 discapacitados inactivos

Actualizado 16/05/2012 20:49:15 CET
Luis Cayo
CERMI

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, ha reivindicado la redacción de una 'nueva' Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), coincidiendo con su 30 aniversario a finales de mayo, que facilite la empleabilidad de las cerca de 600.000 personas con discapacidad que están inactivos, dada la actual crisis económica que agrava "aún más" la situación del colectivo.

Precisamente, el Congreso celebrará el próximo 29 de mayo el 30 aniversario de la aprobación de esta ley, aprobada en 1982, con la presencia de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y del presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada.

A juicio de Pérez, es necesario que a lo largo de esta legislatura se dote a la legislación española de un marco legal de inclusión, que dé como fruto una normativa de ámbito estatal que renueve con criterios innovadores y con un cambio sociológico en la conciencia de la discapacidad.

Así, ha recordado que en España hay cerca de cuatro millones de personas con discapacidad, al mismo tiempo que ha destacado que desde la aprobación de esta ley se han logrado "muchos objetivos" por el colectivo.

FALTA MUCHO POR HACER

Eso sí, ha advertido de que el colectivo presenta un "severo déficit" porque falta mucho por hacer, a la vez que ha subrayado que esta situación se está viendo "agravada" por la crisis y puede "llevar al traste" todos los avances en normalización y presencia de personas con discapacidad.

Además, entre otras propuestas, ha citado las cláusulas sociales que favorezcan la situación de las personas con discapacidad o bien que el colectivo no pague peajes o que por ejemplo se reforme la Ley Orgánica de Régimen Electoral para que personas con Síndrome de Down puedan votar.

Igualmente, Pérez ha resaltado las "severísimas restricciones" para que puedan acceder a sus derechos las personas con discapacidad, de igual forma que ya lo hacen el resto de personas. Sobre el decreto de reforma sanitaria, que será convalidado por el Congreso este jueves, ha indicado que en él se produce un "retroceso" sobre la discapacidad. Igualmente, ha criticado que no es justo que se saque de la cartera de servicios básicos la cartera ortoprotésica.

MÁS APOYO AL TERCER SECTOR

Por su parte, Conxita Tarruella, de CiU, que solicitó la comparecencia del representante del CERMI, considera que después de 30 años de la LISMI, ahora que "está anticuada", puede ser necesario que se haga una nueva legislación por la necesidad del empleo, ante la dificultad de la coyuntura actual.

Entre orden de cosas, Tarruella ha criticado que con el decreto de reforma sanitaria, que se verán afectadas las personas con discapacidad porque, por ejemplo, el catálogo ortoprotésico, "fundamental para el sector", va a verse perjudicado. Al mismo tiempo ha pedido más apoyo económico para todas las asociaciones y entidades que trabajan en el Tercer Sector.

Mientras, el portavoz del PP, Francisco Vañó, ha destacado que se tienen que incorporar más políticas con discapacidad a la legislación, al mismo tiempo que ha destacado que todos los grupos parlemantarios están abiertos al "diáologo civil".

Sobre la Convención de Naciones Unidas, ha indicado que ha habido un cambio de mentalidad desde su aprobación en 2006 y se está convenciendo a la sociedad de que los servicios sociales deben convertirse en derechos sociales. "Creo que uno de los problemas fundamentales es la tasa de inactividad ya que, por hábito, no se consideraba la posibilidad de que estas personas formen parte del mercado", ha agregado.

Desde el PSOE, Laura Seara, ha criticado que en los últimos ocho años de Gobierno socialista se haya avanzado "mucho" en materia de derechos de personas con discapacidad y ahora llegue el PP "con sus decretos de recortes y retrocesos".

Con ello, ha manifestado que los socialistas están "muy preocupados" porque la crisis está "minando" los derechos del colectivo, aparte de que el Ejecutivo esté "recortando" sus derechos con los decretos de recortes.

Al mismo tiempo ha criticado el copago de prestaciones sanitarias y, más concretamente las ortoprotésicas, esenciales en su opinión para muchas personas con discapacidad, como las sillas de ruedas, por ejemplo, o el transporte sanitario.

La portavoz de la Izquierda Plural en la materia, Caridad García, ha señalado finalmente que las personas "más perjudicadas" en este ámbito son las mujeres, a la vez que desde UPyD, Toni Cantó, ha manifestado estar "cansado" de lo políticamente correcto que conlleva en sí esta comisión parlamentaria, al mismo tiempo que ha preguntado sobre cuáles serían los dispositivos de apoyo a las familias de personas con discapacidad.