Actualizado 08/07/2015 05:25

Proyecto Gran Simio alerta del riesgo de desaparición del chimpancé Nigeriano-camerunés por la destrucción de su hábitat

La explotación de los bosques está destruyendo el hhábitat de los simios
LIMBE WILDLIFE CENTER

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización Proyecto Gran Simio ha alertado del riesgo de desaparición de una subespecie de chimpacé que habita en Nigeria y Camerún por la destrucción de su hábitat, debido a la "rápida explotación de los recursos naturales" de la zona, según ha explicado, en base a los datos aportados por el centro de rescate Limbe Wildlife, que trabaja en la zona.

La subespecie, que comparte hábitat con el, también amenazado, Gorila de Río Cross, habita la región de Cross-Sanaga, situada al norte del río Sanaga, y actualmente tiene menos de 2.500 ejemplares. La cifra, según la organización "se está reduciendo alarmantemente".

La causa de su previsible desaparición se debe al consumo de los bosques y selvas tropicales en los que habitan estos animales, especialmente debido al cultivo de la palma para la extracción de aceite, según el director ejecutivo del Proyecto Gran Simio, Pedro Pozas.

Tanto las plantaciones como "otras actividades humanas" reducen el territorio de los simios a "islas arbóreas" que llevan a la fragmentación de las poblaciones y, conforme avanza la destrucción de los bosques, a su desaparición.

"Para el 2030 se habrá destruido el 90 por ciento del hábitat de los grandes simios en África y el 99 por ciento en Asia, donde los orangutanes y gibones están al borde de su desaparición", ha declarado la organización.

Además de afectar a otras poblaciones de primates (chimpancés, gorilas, bonobos y orangutanes) la desaparición de los bosques está afectando también a las poblaciones y comunidades indígenas.

Pozas denuncia que "la situación es caótica y la comunidad internacional y los gobiernos de los propios países donde aun subsisten los grandes simios, no hacen absolutamente nada por evitar esta gran pérdida para la humanidad".

Así, ha recordado que la organización "lleva años advirtiendo de la inminente desaparición de los grandes simios" y asegura que "el tiempo les ha dado la razón".

Por ello, ha hecho un llamamiento "mundial" a evitar las causas que estarían conduciendo a la desaparición de estas especies, junto con la advertencia de que, en caso de producirse, "se volverá irremediablemente contra los hombres como un bumerang".

Más información