El sector de la discapacidad pide no quedar fuera de las series de TV

Actualizado 21/05/2015 15:00:13 CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación ONCE y las organizaciones y empresas que forman parte del Comité de apoyo a la imagen social de las personas con discapacidad en los medios ha reivindicado este jueves la necesidad de normalizar la aparición de las personas con discapacidad en las series de televisión (al igual que en los medios de comunicación y el cine) para no quedarse fuera de la "época dorada" que vive el formato.

Así lo han reclamado en un acto celebrado en la Fundación ONCE en el que, además del vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán, y el director de Comunicación e Imagen de la ONCE, Antonio Mayor, han participado el periodista Juan Antonio Ledesma, el director general del Gabinete de Estudios de Comunicación Audiovisual, Pepe Huertas; la presidenta de la Fundación First Team, Asumpta Serna; y la secretaria de Igualdad de la Unión de Actores y Actrices, Berta Ojea, entre otros.

Durante el coloquio, Huertas ha subrayado el potencial de las series de televisión para crear "mensajes que perduren" y ha incidido en que, de los 20 programas más vistos en las televisiones españolas en la actual temporada (según los datos hasta abril de 2015 del gabinete que dirige), 18 son series de televisión, de las cuales 17 son españolas.

"Las series de televisión no son como un informativo que cuando acaba se acaba. Se convierten en patrimonio, los mensajes calan en la sociedad --ha asegurado-- La serie Aída tuvo durante su emisión entre 5 y 8 millones de espectadores, pero hasta ahora, después de las reemisiones, cualquiera de las secuencias de un capítulo de la serie ha tenido nueve billones de contactos solamente por parte de personas españolas".

"FE CIEGA"

Por ello, Durán y Mayor han declarado su "fe ciega" en que serán capaces de "conquistar un poquito a la sociedad" a través de la televisión y han incidido en la necesidad, no solamente de que la discapacidad esté presente en los contenidos que se emiten en televisión, incluidas las series, sino de que "se entienda y la tratemos con absoluta normalidad".

"Lo que no hay en televisión no existe, lo que no aparece en los informativos corre el riesgo de pasar a un tercer plano --ha insistido Mayor-- Fijaos la importancia que pueden tener que hasta algún que otro líder político se permite el lujo de poder entregarle a un rey como Felipe VI la serie de Juego de Tronos".

Con respecto a esta serie, el director de Comunicación e Imagen de la ONCE ha lamentado la presencia en la serie de un personaje al que "denominan enano" y al que "aderezan" con los rasgos de "un hombre cínico, hipócrita, egoísta, que dice lo que quiere cuando quiere" y que "en la mayor parte de los capítulos, son muchas las secuencias en las que aparece con mujeres de moral distraída".

Para Mayor, un personaje así, que "focaliza todos los estereotipos de las personas con discapacidad" termina por "perjudicar mucho" al colectivo. "Esto queda en la retina de los ciudadanos y a nosotros se nos hace ver de una manera muy diferente a como somos", ha asegurado.

No obstante, Durán ha expresado la necesidad de que en los personajes con discapacidad que aparecen en la ficción televisiva haya "normalidad" lo que, a su juicio, implica que "haya discapacitados buenos y malos" y que aparezca también la "dificultad añadida" que a menudo encuentran estas personas.

En el encuentro han participado también responsables de ficción de varios medios de comunicación y productoras, como el subdirector de Ficción de Atresmedia, Ignacio Manubens; el presidente de Productoras Asociadas de Televisión, José Manuel Lorenzo; la responsable de Ficción de Canal+, Susana Herrero; la especialista en series de Movistar TV, Miriam Lagoa; y representantes del mundo del cine, como es el caso del director Roberto Pérez Toledo, la actriz y profesora de interpretación Eliana Sánchez y el guionista Felipe Mellizo.

CRITERIO DE CALIDAD

En este sentido, los responsables de productoras, plataformas y medios de comunicación han asegurado que las personas con discapacidad, tanto física como intelectual, "tienen cabida perfectamente en los contenidos y series de televisión". De hecho, Lorenzo ha subrayado que la historia del cine "lo demuestra" y ha recordado que algunos personajes con discapacidad "han sido famosísimos".

Con respecto a esto, Herrero ha indicado que, desde su ámbito de trabajo, "el único filtro y preocupación que hay a la hora de seleccionar los contenidos es que se ajusten a un mínimo de calidad". De hecho, ha resaltado la importancia de que el tratamiento de las personas con discapacidad en los productos de televisión sea también un tratamiento "de calidad" y que, por lo tanto, "esté informado" sobre la realidad del colectivo.

Por su parte, Navarrete ha señalado el personaje del doctor House en la serie del mismo nombre, y ha explicado que es una muestra de que "no hay por qué meter con calzador" a un personaje con discapacidad". "Si un guionista piensa que es bueno que se normalice la discapacidad, él encontrará la manera de meter un personaje que tenga discapacidad. Eso es lo que tenemos que trasladar, tienen que hacerlo los guionistas", ha incidido.

Asumpta Serna, a su vez, ha puesto el ejemplo del proceso de normalización de las personas gay de cara a la opinión pública y ha subrayado que, "para que pueda haber normalización ha de haber concienciación".

ACTORES CON DISCAPACIDAD

De forma parecida a Ojeda, quien ha defendido que "no hay que tener miedo a la discriminación positiva", Serna ha incidido en la importancia de que también las personas sin discapacidad "abanderen" campañas para la normalización del colectivo, en este caso en el ámbito del cine, la producción y la televisión.

Así, ha subrayado que hay actores con discapacidad que "están formados y deseando salir" pero que "chocan" con la dificultad que ya de por sí tienen los profesionales del sector para encontrar trabajo, agravadas además por la falta de accesibilidad para las personas con discapacidad.

"Obviamente, hay papeles que nunca podrán realizar, lo mismo que yo, que soy mujer, tengo una edad y no sé bailar o tocar un instrumento. Hay cosas que se pueden entrenar y cosas que no --ha indicado-- pero la capacidad para actuar no depende de las condiciones físicas porque el trabajo de actuar es emocional".