Aborto.-Nace una plataforma en defensa del derecho al aborto en Galicia, con el apoyo de la oposición

Actualizado 13/05/2013 17:07:00 CET
Reunión Ab
EUROPA PRESS/REMITIDO

Critica que la reforma responde a "presiones" y anuncia movilizaciones y una manifestación a mediados de junio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Una plataforma por el derecho al aborto ha nacido en Galicia con unas 50 entidades y con el apoyo de los grupos parlamentarios de la oposición para llevar a cabo acciones conjuntas, la primera de ellas, la presentación de una proposición no de ley conjunta. El objetivo, que el Parlamento se posicione en contra de la normativa y que el Gobierno autonómico se dirija al central para que "paralice la modificación" de la ley de salud sexual.

En declaraciones a los medios en el Parlamento, en donde representantes de la plataforma se reunieron con diputadas de PSdeG, AGE y BNG; la portavoz de la plataforma, Mabel Pérez Simal ha manifestado que "no es tiempo de volver a atrás" y ha señalado que "no hay demanda social". "Pensamos que es maravilloso ser madre, pero también es maravilloso decidir ser madre. Es un derecho fundamental de igualdad de las mujeres", ha expresado.

Pérez Simal también ha puesto el acento en la necesidad de "favorecer la conciliación" de las mujeres, en el empleo, con servicios sociales y en la implicación de los padres. "Todas las medidas sociales que garanticen que las mujeres puedan ser madres con calidad, y que en estos momentos no se dan", ha indicado.

Para la portavoz de esta plataforma, el ministro Alberto Ruiz Gallardón emplea "excusas" al respecto de la eliminación del supuesto de malformación del feto apelando a las recomendaciones de la ONU, y advierte de que es un argumento "falaz" y que "no tiene ningún sentido".

"SI NO ES LIBRE, ES IMPUESTA"

"Si la maternidad no es libre, es impuesta", ha abundado Pérez Simal, quien ha señalado que las mujeres gallegas, al igual que en el resto del Estado, "van a seguir abortando", como antes de la regulación de la ley, pero "se va a establecer una diferencia de clase".

En este sentido, ha advertido de que las mujeres que no tengan recursos "van a estar condenadas a abortos clandestinos o a continuar con un embarazo no deseado que les puede complicar mucho la vida".

"Reivindicamos que el aborto siga siendo libre, gratuito y en la sanidad pública para garantizar el derecho de todas las mujeres independientemente de cuáles sean sus recursos económicos", ha remarcado.

"NO QUEREMOS QUE SE NOS TUTELE"

En la documentación entregada a los grupos políticos, la plataforma explica que las mujeres "no quieren que se las tutele como si fuesen pequeñas, idiotas, incapaces y no supiesen apenas nada de lo que deciden". "No necesitamos salvadores ni protectores", señalan.

Asimismo, lamentan que los cambios que se pretenden "responden a presiones y chantajes de la Conferencia Episcopal, con Rouco (Varela) a la cabeza", y del Foro de la Familia y otras organizaciones autollamadas pro vida, que forman parte "de ese 10 por ciento de la población que pretende la supresión del aborto y que sea delito en todos los casos".

Esta plataforma incide en que "la libertad de ser madre pasa por la libertad de no serlo", y asevera que para ello es "imprescindible que exista el derecho al aborto libre, sin más causas que la voluntad de la mujer en las primeras semanas, en la cartera de servicios de la sanidad pública, como garantía de igualdad de todas las mujeres".

En este sentido, recuerda que la existencia de una ley que garantiza el derecho "no obliga a nadie a usarla" y "no impone a nadie", sino que "permite su uso a quien así lo considere".

OTRAS ACTUACIONES

El acto de este lunes ha sido la primera actuación pública de la plataforma, pero a partir de ahora, según ha avanzado la portavoz de esta entidad, empezarán "muchas actividades en las ciudades gallegas de protesta", que culminarán en una "gran manifestación" a mediados de junio en Santiago de Compostela.

En esta plataforma, además de partidos políticos y los principales sindicatos gallegos, están incluidas asociaciones feministas, asociaciones vecinales, y asociaciones de mujeres y otros grupos progresistas.