Aumentan a 41 las asesinadas por violencia de género en lo que va de 2019 tras confirmarse el caso de Valga (Pontevedra)

Actualizado 16/09/2019 17:27:25 CET
016
016 - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El número de mujeres asesinadas por violencia de género --a manos de sus parejas o exparejas-- se eleva a 41 tras confirmase el último crimen machista en Valga (Pontevedra), donde un hombre ha sido detenido por presuntamente haber matado a su exmujer, y a la madre y a la hermana de ésta.

   La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado a la exmujer, de 39 años, como víctima mortal de este tipo de violencia, con lo que las asesinadas aumentan a 41 este año y a 1.016 desde 2003, año en que comenzaron a realizarse estadísticas oficiales. Si bien el presunto asesino también ha acabado con la vida de su excuñada y de su exsuegra, estas dos víctimas no se contabilizan en este registro oficial.

   La Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género la define como aquella que sufren las mujeres por parte "de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia". En 2013, los hijos e hijas también fueron reconocidos como víctimas directas de violencia de género y comenzaron a contabilizarse, pero no otras víctimas colaterales.

   Con el crimen de Valga (Pontevedra), aumentan a 41 las asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, cinco más que las mujeres que lo fueron durante el mismo periodo del año pasado. En todo 2018 mataron por este tipo de violencia a 48 mujeres.

   La última víctima sumada en la estadística del Gobierno, se encontraba en trámites de separación con el presunto agresor, sobre el cual no existían denuncias previas por violencia de género. De las 41 asesinadas, solamente ocho habían denunciado su situación de maltrato y dos de ellas no continuaron con el proceso.

   En cuatro de los casos en los que sí existía denuncia, se adoptaron medidas de protección, y en tres, estas medidas estaban vigentes en el momento del crimen.

   La mayoría de las víctimas mortales (41,5%) tenía entre 41 y 50 años, franja de edad que también predomina entre los agresores (46,3%). El 63,4% de las mujeres asesinadas eran españolas y en el 68,3% de los casos convivían con su presunto agresor.

   Respecto a los 41 presuntos agresores, la mayoría (el 63,4%) eran españoles. Tras cometer el crimen, 12 se suicidaron y tres lo intentaron sin éxito.

   Por comunidades autónomas, cinco concentran la mayoría de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas que se han cometido en lo que va de 2019, según los datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género recogidos por Europa Press. En concreto, se trata de: Andalucía (9 casos), Canarias (6), Comunidad Valenciana (6), Cataluña (5) y Comunidad de Madrid (5). Los restantes se produjeron en Castilla y León (3), Cantabria (2), Galicia (3), Aragón (1) y la Región de Murcia (1).

   A fecha de 16 de agosto, la Delegación del Gobierno mantiene en investigación el crimen en Ayamonte (Huelva), donde una pareja fue localizada el pasado mes de junio sin vida y con signos de violencia, por lo que la mujer no se suma al registro de asesinadas por de momento.

30 HUÉRFANOS

   Por otro lado, estos mismos datos reflejan que en lo que va de 2019, un total de 30 menores de edad se han quedado huérfanos por violencia de género contra sus madres. Precisamente la mujer asesinada este lunes por su expareja tenía dos hijos menores de edad que han sido añadidos a esta estadística.

   Además, en lo que va de año se contabilizan tres menores de edad como víctimas mortales de la violencia de género ejercida contra sus madres.