Actualizado 16/10/2009 19:26

CE propone mantener la veda de la anchoa y reducir las capturas de la merluza del norte un 10% en 2010

Cree que las negociaciones para el plan de gestión de la anchoa van "bien" y podrá aplicarse en 2010

BRUSELAS, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea presentó hoy su propuesta para las posibilidades de pesca de la flota comunitaria en 2010, en la que pide que se mantenga la veda de la anchoa en el golfo de Vizcaya --al menos hasta junio de 2010 y hasta contar con datos científicos que avalen su recuperación--, que se reduzcan las capturas de merluza del norte en un 10 por ciento y que se aumente en un 15 por ciento las posibilidades de pesca de esta misma especie en aguas ibéricas.

Bruselas publicó este viernes su recomendación para los Totales Admisibles de Captura (TAC) y cuotas de la flota europea para el próximo año y advirtió de que el progreso ha sido "lento" en la recuperación de las especies, muchas de ellas explotadas en exceso.

Destacó, no obstante, que se ha conseguido reducir el número de pesquerías para las que los científicos recomiendan su cierre (de 24 en 2005 a 17), si bien la cifra sigue siendo "muy elevada" a juicio de los expertos del Ejecutivo comunitario.

Asimismo, lamentó que los buques europeos no hayan conseguido "ajustarse con la suficiente rapidez" a los dictámenes proporcionados por los científicos y admitió que, en el caso de determinadas especies, las cuotas de los últimos años se han fijado "por encima" de los niveles recomendados.

El comisario de Pesca y Asuntos Marítimos, Joe Borg, aseguró en un comunicado que la propuesta ha sido consultada con los representantes del sector y que es el fruto de un gran esfuerzo para ofrecer un plan "sólido, realizable y razonable". "Sé que muchos profesionales del sector quieren que los recursos sean explotados de manera sostenible, en beneficio de la pesca y de la sociedad en su conjunto", añadió.

Las posibilidades de pesca recomendadas se refieren a 229 especies cuyas capturas en 2009 representaron un volumen de negocio de 4.725 millones de euros, según cálculos de la Comisión Europea.

VEDA A LA ANCHOA

El documento recomienda mantener un TAC cero para la anchoa en el golfo de Vizcaya hasta el mes de junio de 2009, cuando se revisará la decisión sobre si reabrir o no la pesquería durante el resto del año en base al estado de las reservas que reporten los análisis científicos en primavera.

Bruselas presentó el pasado mes de julio un plan de gestión a largo plazo para este recurso que aún debe ser debatido por los Veintisiete y sobre el que la Comisión espera lograr un acuerdo en la reunión de ministros de Pesca del mes diciembre, cita en la que también deberán pronunciarse sobre el resto de las TAC y cuotas presentadas este viernes.

El objetivo del plan de gestión para la anchoa es cambiar la forma de fijar las posibilidades de pesca para este caladero y favorecer su explotación sostenible, al tiempo que se garantiza la estabilidad y rentabilidad del sector pesquero.

Aunque la presidencia de turno de la UE, que ocupa Suecia este semestre, y la Comisión esperan cumplir el calendario previsto para su adopción en diciembre y entrada en vigor en 2010, el plan no podrá aplicarse hasta que se constate la recuperación de la biomasa, es decir, cuando ésta se sitúe entre las 24.000 y las 33.000 toneladas que marcan el denominado nivel de precaución para la anchoa.

En lo que se refiere a la captura de anchoa en el golfo de Cádiz la propuesta comunitaria es reducir en un 15 por ciento la cuota.

MENOS CAPTURAS DE MERLUZA DEL NORTE

El Ejecutivo comunitario también aboga por reducir en un 10 por ciento las posibilidades de pesca de la merluza en aguas del Norte como Escocia, Irlanda o el Gran Sol. De este modo, la cuota de 51.500 toneladas de 2009 se vería reducida hasta las 46.350 el año próximo.

El mismo recurso podría aumentar sus capturas en un 15 por ciento en aguas del sur, incluidas las ibéricas, y pasar de 8.104 a 9.300 toneladas.

Según el documento de la propuesta, la Comisión también propone reducir en un 15 por ciento la pesca de jurel en Canarias y otro 15 por ciento la de gallo en aguas ibéricas, recurso que mantendría su cuota de 2009 en aguas del norte.

En lo que respecta al rape, Bruselas recomienda reducir un 25 por ciento la pesca en aguas del sur y pasar así de 1.760 toneladas a 1.320. Sí admite un incremento del 15 por ciento para las capturas de rape en aguas del norte.

Para la cigala, el Ejecutivo comunitario también pide reducciones en las posibilidades de pesca, aunque de distinta envergadura según las zonas, desde un 10 hasta un 30 por ciento.