Actualizado 16/01/2013 19:34 CET

La consejera asturiana, contra los "nuevos recortes" en dependencia

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado de Asturias, Esther Díaz, ha anunciado a su llegada a la sede del ministerio de Sanidad, donde participa en el pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia, que acude con un "posicionamiento claro en contra" del proyecto de real decreto por el que se regulan las prestaciones del sistema para la autonomía y atención a la dependencia, que figura entre los temas a tratar en la reunión de este miércoles.

"La reunión se presenta como una serie de normativas que son la continuidad de las medidas de recorte del Gobierno de España sobre la Ley de Dependencia que se han iniciado en verano", ha explicado la consejera asturiana, que interpreta los cambios como "una modificación" de la Ley de Dependencia para "favorecer la privatización" del servicio y que "paraliza" la aplicación de la ley.

La representante del gobierno socialista de Asturias considera que el Ejecutivo de Rajoy "convierte algunas prestaciones económicas en servicios" mediante "una argucia léxica" con "una clara orientación hacía la privatización".

Además, Díaz ha denunciado que el proyecto de real decreto por el que se regula el nivel mínimo de protección supone "un nuevo recorte" y "menos dinero para la transferencia a comunidades autónomas" que "aumentan los requisitos" para los dependientes.

"Esto implica que se paraliza la Ley de Dependencia, no van a poder entrar de más personas al sistema", ha lamentado la consejera, que anuncia que su gobierno no podrá cumplir con las previsiones para este año debido " a las nuevas exigencias burocráticas que se ponen en este real decreto".