Publicado 05/06/2020 14:36:08 +02:00CET

Feministas se unen para presentar alegaciones a la Ley de Libertades Sexuales porque "crea indefensión" a las mujeres

Dos mujeres pasean con sus bebés en carrito
Dos mujeres pasean con sus bebés en carrito - MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS

   Rechazan que el texto "confunda" 'sexo' y 'género' y ven "injustificable" que "ignore" la violencia prostitucional y la pornografía

   MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Organizaciones y entidades feministas se han unido bajo una plataforma llamada 'Alianza Contra el Borrado de las Mujeres', a través de la que van a presentar conjuntamente una batería de alegaciones al Anteproyecto de Ley orgánica de Garantía del Derecho a la Libertad Sexual, cuyo proceso de participación pública se ha reanudado recientemente.

   Tal y como defienden, el texto inicial aprobado en el Consejo de Ministros a principios del mes de mayo "confunde" 'sexo' y 'género', lo que "crea indefensión para las mujeres y socava la lucha contra la violencia machista. La alianza, que rechaza la introducción de nuevos conceptos jurídicos como el de 'identidad de género, también ve "injustificable la omisión de la violencia prostitucional contra las mujeres" y que en el texto se "ignore" la lucha contra la pornografía.

   "Dicho texto incorpora conceptos cuya conceptualización no cuenta con la aceptación ni social ni académica, nada aportan a la lucha contra la violencia sexual, pero introducen una derivada de cuestionamiento de las realidades materiales de las mujeres, abriendo la puerta a desvanecer o eliminar las políticas publicas de igualdad", remarcan desde esta plataforma.

   Fuentes de la Alianza han concretado a Europa Press que su intención es presentar ante el registro del Congreso el documento conjunto de alegaciones, si bien también lo enviarán por la vía telemática habilitada para ello. Además, solicitarán una entrevista con todos los grupos parlamentarios para "alertarlos" sobre cómo afecta el anteproyecto a los derechos de las mujeres.

   La declaración del Estado de Alarma por la crisis del nuevo coronavirus COVID-19 paralizó la fase consultiva del Anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual cuyo proceso de participación pública se abrió el 9 de marzo. Al decretarse la alarma se suspendieron los plazos administrativos, si bien dicha suspensión ya ha sido levantada, con efectos desde el 1 de junio.

   Una vez reanudados dichos plazos, el equipo jurídico de la 'Alianza contra el Borrado de las Mujeres' --conformada por una amplia red de entidades feministas como la Federación de Mujeres Progresistas, Fundación Mujeres o la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas-- ha elaborado un documento de alegaciones. Estas alegaciones son conjuntas, pero desde la Alianza insisten en que cada organización adherida a la alianza, puede presentar sus propias alegaciones por su cuenta.

"CONTRADICTORIO" CON LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO O DE IGUALDAD

    Tal y como alegan desde la alianza, el anteproyecto elaborado por el Ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero "es contradictorio con la Ley contra la Violencia de Género y la Ley de Igualdad". En esta línea, exigen la retirada de todas las menciones en el anteproyecto de los "conceptos acientíficos" de 'identidad de género' y 'expresión de género' porque suponen una "fraudulenta maniobra política, no aportan nada útil a su contenido y socavan la protección efectiva de las mujeres".

   El equipo jurídico de la Alianza sostiene que "el reconocimiento de la ficción jurídica" de la 'identidad de género' "niega la realidad material del sexo que está en el origen de la violencia y la discriminación que sufren las mujeres. "Este es un retroceso de años que acerca esta ley a postulados similares a los de la extrema derecha, cuando niegan aquella forma de violencia que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres", argumentan.

   En este contexto, las juristas de la alianza advierten de que en numerosos puntos del anteproyecto "se utiliza la palabra 'género' cuando habría que utilizar la palabra 'sexo'" y apuntan que "frecuentemente son tratadas como sinónimos".

   Esta confusión, según afirman desde la Alianza, "es intencionada". A su juicio, el Ministerio de Igualdad "busca aprovechar una ley contra la violencia sexual para legalizar la 'identidad de género'". "Lo biológico -el sexo- no es igual a lo cultural -el género-. Las normas internacionales especifican que la discriminación contra las mujeres está fundada en el sexo, añaden, siendo el género la herramienta sociocultural para sostener esa discriminación", apuntalan.

   Para la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, esta confusión "atenta contra categorías protegidas que supusieron un hito en la conquista histórica de derechos fundamentales, como son los derechos de las mujeres basados en el sexo".

PONE EN CUESTIÓN "DERECHOS ESPECÍFICOS DE LAS MUJERES"

   Desde la alianza recuerdan que, antes de declararse la alarma, ya dirigieron una carta al Ministro de Justicia denunciando el intento del departamento de Irene Montero "de utilizar esta ley para legalizar conceptos que no cuentan con aceptación social ni académica y que nada aportan a dicha ley, pero que ponen en cuestión derechos específicos de las mujeres".

   "El Ministerio de Igualdad ha presentado un anteproyecto que sigue las mismas técnicas lobbistas que vienen denunciando las feministas en varios países europeos y americanos, al 'colar' en leyes de amplia

   aceptación social postulados ideológicos que no han sido aún objeto de un debate público ni parlamentario", señalan desde esta plataforma, que considera que el objetivo "es evitar que la sociedad conozca y entienda las implicaciones sociales que tienen las leyes de 'identidad de género'".

   Por otro lado, tachan de "insólito" que desde un Ministerio "que se dice feminista se promueva un texto que induce a percibir como injustas las penas dictadas en casos de violencia sexual por ser demasiado altas", en referencia a la propuesta de reforma de los delitos sexuales en el Código Penal incluida en el anteproyecto.

   Asimismo, en el documento de alegaciones, la alianza destaca que "resulta injustificable la omisión de las mujeres prostituidas" en una ley sobre libertad y violencias sexuales. Al excluirlas, según apuntalan, "el anteproyecto crea ciudadanas de segunda categoría". "Ignorar la problemática de la explotación sexual equivale a considerar que la libertad de las mujeres prostituidas vale menos que la de otras mujeres", agregan.

   También expresan su rechazo a que el anteproyecto ignore que la pornografía es violencia contra las mujeres, algo que tachan de "inaceptable". Además, lamentan que el texto "olvide" la educación sexual que promueva la igualdad entre mujeres y hombres.