Investigadores españoles analizarán por primera vez 17 ecosistemas españoles para diseñar acciones de conservación

Actualizado 22/04/2009 16:07:50 CET

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de las universidades madrileñas Autónoma, Complutense y Alcalá evaluarán junto a la Fundación Biodiversidad por primera vez los desajustes en 17 ecosistemas acuáticos y terrestres españoles para diagnosticar el conjunto de bienes y servicios que aportan a la sociedad y adoptar así una "nueva visión" sobre los nexos de éstos con los seres humanos.

Según indicó hoy en la presentación el director del proyecto 'Evaluación de los Ecosistemas del Milenio en España', Carlos Montes, aún hay tiempo para salvaguardar los ecosistemas y vincularlos a la sociedad porque "todavía el capital natural español no ha llegado a un momento crítico". En España existen 1.600 espacios protegidos que suman un total de 6 millones de hectáreas, que suponen el 12 por ciento del territorio español.

La directora de la Fundación Biodiversidad, Ana Leiva, explicó que el proyecto tendrá una duración inicial de dos años. No obstante precisó que no tiene fecha de finalización, y un presupuesto de 507.300 euros, de los que 400.300 estarán sufragados por la Fundación Biodiversidad --fundación pública dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino-- y 107.000 por la Universidad Autónoma de Madrid. En concreto, para este primer año el presupuesto es de 208.800 euros y en 2010 se invertirán otros 245.000 euros.

El programa español toma como modelo el proyecto 'Evaluación de los Ecosistemas del Milenio' de la Organización de Naciones Unidas que promovió en 2001 el entonces secretario general de la organización Kofi Annan. En ese sentido, el vicerrector de la Universidad Autónoma de Madrid, Javier Benayas, comentó que España "se incorpora tarde pero con muchas ganas" a esta iniciativa con carácter internacional pero que será una de las primeras naciones europeas en hacerlo.

En ese sentido, Montes reflexionó que, en su opinión, la sociedad actual está inmersa en una "ignorancia colectiva que hace creer que se vive a parte de la naturaleza, cuando el hombre es parte de ella". "La vida urbana nos hace perder la conciencia de la dependencia de los servicios que ofrecen los ecosistemas y la biodiversidad. Por ello, necesitamos una nueva visión y transformar la ciencia en acción para aplicarla a los ecosistemas", apostilló.

EL ACTUAL MODELO DE DESARROLLO YA NO SIRVE

Asimismo, concretó que los modelos de desarrollo del siglo XX que funcionaron con éxito han puesto en peligro la continuidad de la Tierra como fuente de recursos, porque los "objetivos a largo plazo son amenazados por las ganancias a corto plazo de diversos sectores".

Montes subrayó que "conservar la naturaleza no es un lujo, sino la mejor forma de potenciar los servicios que la Tierra ofrece", por este motivo insistió en que en la lucha contra la pobreza se deben mantener los recursos para lo que añadió que es preciso "romper la dialéctica falsa entre desarrollo y conservación" y cambiar la mentalidad hacia una "conservación para el desarrollo".

Según prevé la Fundación Biodiversidad, los primeros datos del diagnóstico de la salud de los ecosistemas españoles podrán conocerse en un periodo de un año. De estos datos se podrán extraer conclusiones que se pondrán a disposición de los gestores públicos con el fin de ayudarles a diseñar las estrategias a seguir en materia de conservación y desarrollo natural.

Finalmente, el director del proyecto indicó que el programa estará articulado en base a preguntas como los servicios que generan los ecosistemas, su estado de conservación, los riesgos y oportunidades, la forma de comunicarlo, y las acciones que los gobiernos, empresas y otras entidades podrán aplicar en sus políticas y apuntó que se irá dando a conocer a través de la web www.ecomilenio.es.