Actualizado 11/03/2009 09:00 CET

Juzgan hoy al acusado de matar a su ex pareja a cuchilladas en la barriada de Rabesa de Alcalá (Sevilla)

SEVILLA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Sevilla pedirá hoy una pena de 30 años de prisión para un hombre acusado de acabar con la vida de su ex compañera sentimental tras apuñalarla en febrero de 2007 en plena avenida Salud Gutiérrez de la barriada de Rabesa, en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra.

En el escrito de acusación del fiscal, consultado por Europa Press, el representante del Ministerio Público defiende que sobre las 13,10 horas del 13 de febrero de 2007, el procesado, Mariano L.T. de 36 años, sobre quien pesaba una orden de alejamiento de su ex pareja, abordó en la calle a la víctima y le propinó varias puñaladas en cuello, tórax y extremidades.

La víctima, Noelia P.R., fue trasladada de inmediato al hospital de Valme, donde tuvo que ser operada de urgencia por las lesiones que presentaba, si bien la joven de 31 años murió en la mañana del 14 de febrero. El acusado se encuentra en prisión desde el 15 de febrero.

El Ministerio Fiscal explica que días antes del fatídico suceso, el 30 de enero de 2007, el acusado entró en contra de la voluntad de Noelia en su vivienda y tras abofetearla la amenazó con un cuchillo, llegando incluso a producirle un corte en la espalda. El padre de la víctima llegó al lugar de los hechos y Mariano L.T. abandonó la vivienda a la vez que decía: "Os tengo que matar".

Como consecuencia de dicha agresión, el juez dictó una orden de alejamiento que incumplió el presunto asesino días después para terminar con la vida de la que había sido su compañera sentimental.

Meses antes, concretamente el 1 de octubre de 2006, el procesado, que ya contaba con una orden de alejamiento, abordó a Noelia en su propia casa y amenazó a la joven y a su padre, si bien aquella orden quedó en suspenso en noviembre de 2006 por petición expresa de la propia perjudicada.

Para el fiscal, los hechos relatados constituyen un delito de asesinato, un delito de maltrato, un delito de quebrantamiento de medida cautelar, un delito de allanamiento de morada, dos delitos de amenazas, una falta de hurto y dos faltas de amenazas, por lo que solicita un total de 30 años de prisión, más el pago 120.621 euros al hijo de la víctima y 8.615 euros a los padres de la fallecida.

La vista oral comenzará a las 10,00 horas en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla.