Actualizado 07/11/2007 20:14 CET

Sólo se denuncia una de cada seis violaciones por la "desconfianza de las víctimas en la Justicia", según una experta

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sólo se denuncia una de cada seis agresiones sexuales en España debido a la "desconfianza" de las víctimas en la Justicia, la "incompetencia" de algunos policías que las asisten en comisarías, la desinformación, el miedo, la vergüenza y la culpa, según afirmó este miércoles la presidenta de la Federación de Asistencia a Mujeres Violadas, Florentina Alarcón, en el marco de la jornadas sobre 'Violencia sexual. No a la doble Victimización'.

"El miedo y la vergüenza de las agredidas sexuales provocan que sus declaraciones ante la Policía parezcan falsas", sostuvo Alarcón, quien manifestó que el número real de denuncias falsas en el caso de las violaciones es "prácticamente nulo", pero "suficiente para que la idea haya calado fuertemente y la Policía aborde a estas mujeres con cierta desconfianza y vuelvan sus interrogatorios aún más duros", denunció.

Esto, para la experta, supone la 'doble victimización' de la agredida, ya que no sólo es víctima del agresor sexual, sino del proceso posterior que, por no ser denunciado "adecuadamente" y no haber seguido el "protocolo pertinente" para resolver cada caso, acaba siendo también víctima de la desconfianza social y, por ende, de la Justicia.

UN PROTOCOLO "OBSOLETO".

Alarcón manifestó que el actual protocolo de asistencia a las mujeres violadas de 1988 se encuentra actualmente "obsoleto" por la falta de medidas adecuadas para el tratamiento de la víctima y su asesoramiento, que impiden, no sólo la recuperación posterior de la víctima, sino que, además, dificulta la capturación del agresor por parte de la Policía.

"Es necesaria la coordinación de todos los agentes que intervienen en estos procesos, desde el cuerpo policial, pasando por el personal sanitario y la intervención del médico forense", afirmó la experta, al tiempo que solicitó que el protocolo de actuación comporte "no sólo la parte técnica, sino la forma de actuar ante la vulnerabilidad de la víctima".

Por otro lado, la presidenta de la Federación de Asistencia a Mujeres Violadas afirmó que existe un porcentaje alto de quejas sobre la asistencia a estas mujeres en los centros hospitalarios, donde "hay casos de gran incomprensión por parte de algunos ginecólogos", apostilló.