Unidos Podemos insta al Gobierno a mejorar la ayuda de víctimas de violencia de género en el exterior y sus estadísticas

Farah, la joven que denuncia que su marido retiene a su hijo en El Cairo
FACEBOOK
Publicado 11/01/2019 18:33:20CET

Dice que las ayudas actuales no sirven para casos como el de Farah, la joven que denuncia que su marido retiene a su hijo de 3 años en El Cairo

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unidos Podemos ha presentado una moción ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado para instar al Gobierno a actualizar el protocolo de actuación contra la violencia de género en el exterior y a mejorar la atención y las ayudas que reciben las víctimas de este tipo de violencia estando en el extranjero.

La iniciativa ha sido impulsada por la senadora de Unidos Podemos Sara Vilà, que recientemente ha denunciado a través de las redes sociales el caso de Farah, una joven española que el pasado 20 de diciembre viajó a El Cairo (Egipto) con su hijo de 3 años con el objetivo de formalizar la separación con su marido. Éste "ha retenido" allí al menor en contra de la voluntad de Farah, a la que ha amenazado de muerte si intenta traer a España al niño, según denuncia la propia mujer en un video grabado desde la capital egipcia.

Farah, que asegura ser víctima de malos tratos psicológicos y físicos, explica que su marido ha conseguido un documento legal para impedir que el menor pueda salir de Egipto, que le ha dado la custodia total del niño a él.

En el texto de la moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, la senadora reclama que se establezcan los mecanismos necesarios para que las víctimas que están en el exterior puedan "recibir asesoramiento y defensa jurídica en el país de acogida, asistencia psicológica y médica, así como un refugio seguro durante todo el procedimiento legal" para reclamar la custodia del menor.

Deben recibir estas ayudas "después, hasta que pueda materializarse la repatriación, y todo ello de forma totalmente gratuita si la víctima así lo necesita", según reclama la senadora, que cita específicamente a mujeres "que son víctimas de jurisdicciones machistas que no tienen en cuenta la voluntad de la madre a la hora de otorgar la custodia de los hijos", en referencia al caso de Farah en Egipto.

Asimismo, pide que se actualice el protocolo de actuación para víctimas en el exterior, suscrito por varios ministerios en el año 2015, conforme al informe de la Subcomisión creada en el seno de la Comisión de Igualdad para un Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

REGISTRO DE VÍCTIMAS EN EL EXTERIOR

Además, insta al Gobierno a establecer "de inmediato" un mecanismo de registro y contabilización mundial e internacional de los casos de españolas que denuncian ser víctimas de violencia machista en el extranjero, así como de mujeres y niños que han sido asesinados por este tipo de violencia.

La senadora también solicita la puesta en marcha de "mecanismos necesarios" para que los familiares de mujeres e hijos españoles que hayan sido asesinados por violencia de género en el exterior "obtengan las mismas ayudas" que las previstas para las familias de las víctimas asesinadas en suelo español. En este sentido, Vilà recuerda que las mujeres españolas que han sido asesinadas en otros países no contabilizan como víctimas oficiales en las estadísticas que realiza la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Asimismo, reclama un mecanismo de registro de mujeres que viven contra su voluntad en las casas de sus maridos en otros países porque "no pueden salir" del mismo con sus hijos.

La parlamentaria argumenta que las mujeres españolas en el extranjero que sufren violencia de género son "más vulnerables", citando el protocolo de actuación aprobado en 2015 para estos casos. Según sostiene, en la práctica este protocolo "es confuso, cuando no de poca utilidad" puesto que "la casuística y jurisdicción de los países de acogida de las mujeres pueden ser muy dispares".

"NO ES EL ÚNICO" CASO

"Las autoridades, la División de Emergencias Consulares y el personal de la Embajada española en el Cairo, y el propio Embajador, hicieron desde el principio todo cuanto estuvo en sus manos para proteger los derechos de Farah. Pero se han encontrado con ciertos obstáculos fruto de una legislación en materia de protocolos contra la violencia machista que sigue dejando todavía muchas lagunas para una correcta ejecución y protección de los derechos de las mujeres en el exterior", asevera la senadora, que hace hincapié en que el caso de Farah "no es el único".

"Hay países que permiten que las madres salgan con sus hijos, pero hay países donde los padres pueden retener a los hijos legalmente y de forma unilateral como es el caso de Egipto. Muchas mujeres quedan atrapadas para siempre en las casas de sus parejas sufriendo todo tipo de malos tratos para no tener que abandonar a sus hijos", asegura en la exposición de motivos de la moción, a la que ha tenido acceso Europa Press.

"Desgraciadamente, no contamos con un censo de cuantas mujeres hay víctimas de violencia y amenazas que se encuentran retenidas en terceros países con sus hijos, aunque sabemos que son muchos casos", manifiesta, para después afirmar que tampoco se sabe cuantas han sido víctimas de violencia y cuantas han sido asesinadas.

Contador