Publicado 29/05/2020 15:04:12 +02:00CET

El Consejo de la Juventud celebra el ingreso mínimo vital, pero lamenta que se establezca una edad mínima de 23 años

Un joven rider trabajando en la calle el pasado mes de marzo a pesar del estado de alarma por el coronavirus.
Un joven rider trabajando en la calle el pasado mes de marzo a pesar del estado de alarma por el coronavirus. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de la Juventud de España celebra el ingreso mínimo vital aprobado este viernes por el Gobierno por ser "una herramienta para evitar la precariedad y asegurar una vida digna", pero lamenta que establezca una edad mínima de 23 años, salvo en el caso de tener hijo a cargo cumplida la mayoría de edad, lo que consideran "un gran error"

   "Nos alegramos de que el Real Decreto contemple realidades como la de las personas jóvenes que comparten piso, pero es un gran error dejar fuera a personas por debajo de los 21 años. Este corte de edad deja fuera a jóvenes trabajadores precarios, a personas que acaban de abandonar pisos tutelados y otros colectivos", explica el presidente del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos de la Rosa.

   Esta plataforma estatal de entidades juveniles afirma en un comunicado que espera que se pueda "rectificar" este límite de edad "o surja una ayuda que pueda cubrir esta necesidad", que afecta al tercio de la población joven española, que se encuentra "en riesgo de pobreza" asegura el Consejo de la Juventud.

   "Según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, las personas jóvenes son el colectivo de población española con mayor riesgo de pobreza, según la tasa AROPE. Este mismo estudio señalaba que un 22,1% de la población joven que trabaja es pobre, y que gran parte de las personas jóvenes emancipadas lo hacen en pisos compartidos, lo cual hacía imprescindible que, como demandaba el Consejo de la Juventud de España, las unidades de convivencia fueran adaptativas a estas realidades tan comunes entre la población joven", expone en el comunicado.

   El Consejo de la Juventud valora positivamente que, finalmente, se haya rebajado en dos años la edad mínima para comenzar a percibir la prestación, "que ha sido otro de los caballos de batalla del colectivo juvenil".