Publicado 30/12/2021 17:29CET

Los desafíos de 2022 en materia de infancia

Una niña con una mascarilla en la Playa das Salseiras, en A Coruña.
Una niña con una mascarilla en la Playa das Salseiras, en A Coruña. - M. Dylan - Europa Press

   MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Organizaciones de infancia en España han destacado la aprobación de la Ley orgánica de protección a la infancia y adolescencia frente a la violencia (LOPIVI), el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y la reforma del reglamento de Extranjería, que facilita el acceso al empleo a menores y jóvenes migrantes, entre los "avances positivos" del año 2021; y piden para 2022 desarrollar estas leyes y reformas, y acabar con la pobreza que afecta "desproporcionadamente" a la infancia.

   El director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra, ha señalado a Europa Press que el 2021 ha sido un año "raro" porque se han seguido sufriendo los "efectos de la Covid" pero al mismo tiempo considera que "se están diseñando grandes proyectos, iniciativas legislativas de política pública".

   Entre estas iniciativas, ha detallado la aprobación de la LOPIVI, la creación del Consejo de Participación Infantil y el complemento por hijo a cargo para las familias que reciben el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

   También ha destacado como "muy positivo" el Real Decreto por el que se modifica el Reglamento de Extranjería, para que los jóvenes migrantes tutelados no se queden sin papeles al alcanzar la mayoría de edad y puedan acceder a un empleo; u otras "demandas históricas" como el anuncio de la reforma del procedimiento de determinación de la edad o una nueva estrategia de menores extranjeros no acompañados a nivel nacional.

   De cara al 2022, desde la Plataforma de Infancia están a la espera de ver cómo se implementará la ley de protección a la infancia, por ejemplo, en lo que se refiere al desarrollo de la figura de coordinador de bienestar en los colegios y centros deportivos por parte de las CCAA; o cómo se desarrollan otras cuestiones que la LOPIVI no quiso desarrollar todavía como que los juzgados se adapten a los niños.

   "El compromiso es importante pero hasta que no se implemente y veamos, por ejemplo, la estrategia de violencia contra la infancia y qué presupuesto tiene, veremos si la ley es exitosa o pasa como con la ley de Dependencia, que sobre papel era una buena ley pero luego no podía tener presupuestos adecuados para garantizar los derechos que ahí se recogían", ha precisado Ibarra.

ABORDAR LA CONCILIACIÓN

   Además, para 2022, el director de la Plataforma de Infancia pide que sea el año en el que se aborde el tema de la conciliación "que sigue siendo un gran problema para las familias en España, especialmente en el contexto de la Covid", y pide que los padres puedan tener unos permisos adecuados cuando hay confinamientos en la clase de sus hijos, que se promueva la flexibilidad y el teletrabajo.

   Otro gran reto, a su juicio, es la pobreza infantil cuya gravedad "parece que se va a atenuar con el desarrollo del IMV, que habrá que ver si llega a todas las familias" y ha destacado el compromiso anunciado por el Gobierno de incluir en la Ley de familias un complemento universal para la crianza.

   Por su parte, la directora de Incidencia Social y Política de Save the Children, Catalina Perazzo, ha puesto de relieve, en declaraciones a Europa Press, que en este año que acaba se han aprobado "varias leyes importantes" para la infancia y la adolescencia en España.

   En concreto, ha destacado la nueva ley de educación (LOMLOE) "con un enfoque de equidad educativa para que la educación sea realmente un motor frente a las desigualdades" y la LOPIVI "que después de 10 años ha reunido el consenso de muchos para colocar a España a la vanguardia mundial de protección a la infancia y la adolescencia".

LA ESTRATEGIA DE SALUD MENTAL

   También ha subrayado la importancia del IMV para, "teniendo en cuenta la presencia de niños y niñas en los hogares en situación de elevada pobreza, contribuir a una sociedad más inclusiva"; y de otros cambios como la reforma del Reglamento de Extranjería, "que quita obstáculos al disfrute de los derechos de los jóvenes que llegaron solos cuando eran aún menores de edad", o la estrategia nacional de salud mental, "más necesaria que nunca cuando entramos al tercer año de anormalidad pandémica".

   Para Save The Children, el principal desafío ahora es desarrollar esas leyes y reformas, "hacerlas efectivas en todos los niveles administrativos, dotarlas de fondos y que los cambios que prevén sean una realidad".

   "España tiene la oportunidad de implementar hasta un 10% de los fondos europeos en educación infantil, salud, educación y vivienda a través de la aclamada Garantía infantil para luchar contra la pobreza infantil entendida como barrera al acceso a derechos, implementar la LOPIVI a través de una estrategia nacional que le dé eficacia, desarrollar un esperado Plan de lucha contra la Segregación escolar o aprobar una reforma fiscal que apueste por un sistema progresivo que apoye la crianza", ha resumido.

   También desde UNICEF España, su director ejecutivo, José María Vera, recuerda el 2021 como un año con "avances positivos" para el cumplimiento de los derechos de los niños y las niñas en el país.

   Al igual que el resto de ONG de infancia, destaca pasos como la aprobación de la LOPIVI, "que cuenta con un alto respaldo político y social, y que pone el foco en la prevención de todos los tipos de violencia".

LA POBREZA AFECTA "DESPROPORCIONADAMENTE" A LOS NIÑOS

   Si bien, precisa a Europa Press que hay un asunto que afecta "desproporcionadamente" a las niñas y niños en España: "la pobreza". Y ha destacado que, con el objetivo de enfrentarla, se han adoptado "dos importantes acuerdos": el compromiso del Gobierno de dedicar al menos el 5% del Fondo Social Europeo Plus a los objetivos de la Garantía Infantil Europea y la aprobación de la ley del IMV con un nuevo complemento por niño o niña.

   En todo caso, Vera considera que "el desafío de la pobreza infantil requerirá de compromisos mayores y cambios más profundos en las políticas que, directa o indirectamente, afectan a la infancia más vulnerable".

   También destaca que se ha hablado mucho este año de salud mental y que "los expertos coinciden en alertar sobre las consecuencias que tanto la pandemia como el aislamiento, el abuso de pantallas y la crisis económica están generando en el bienestar emocional y la salud mental de la infancia".

   Por ello, ha calificado de "buena noticia" que la primera Estrategia de Salud Mental aprobada después de 12 años contenga disposiciones específicas para la infancia y adolescencia.

   Del mismo modo, pone de relieve la aprobación de la reforma del Reglamento de Extranjería, "largamente esperada y trabajada por distintos actores"; y aplaude la reciente creación del Consejo Estatal de Participación de la Infancia y Adolescencia, que está compuesto por 34 menores.

   En todo caso, "habiendo motivos para la esperanza", también destaca algunos de los asuntos que "han surgido o se han agravado" en el último año, "muchos de ellos como consecuencia de la pandemia y sus efectos en tantos campos", como "la desigualdad", "la violencia y abusos hacia la infancia" que "no dejan de crecer" o la "hostilidad creciente contra niños y niñas extranjeros".

   Por ello, desde UNICEF quieren que el 2022 sea "el año en el que se cumplen las promesas hechas a la infancia en 2021, aplicando todas las normas, políticas y planes elaborados con el fin de conseguir el pleno acceso a sus derechos para todos los niños, niñas y adolescentes".

Contador