Publicado 01/05/2024 14:04

Declaración institucional '1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo'. Por EAPN-ES

Archivo - Un camarero en una terraza en Madrid (España).
Archivo - Un camarero en una terraza en Madrid (España). - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo

   Con motivo de la conmemoración del 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español manifiesta lo siguiente:

   Tener un empleo digno ha sido considerado, tradicionalmente, uno de los principales apoyos de cualquier persona para afrontar la vida en unas condiciones económicas y sociales adecuadas. Sin embargo, el actual modelo económico y las sucesivas crisis vividas en las últimas décadas están poniendo en peligro las conquistas históricas en materia de derechos sociales y laborales, precarizando el mercado de trabajo: jornadas laborales abusivas, estacionalidad, no respeto de los convenios del sector, o la normalización de salarios incompatibles con el coste de la vida. Todo ello sin olvidar las dificultades del trabajo autónomo que deben ser afrontadas.

   España cerró 2023 con una tasa de paro del 11,8%, la más alta de toda la Unión Europea, destacando los índices del desempleo juvenil y de larga duración, según datos de la Encuesta de Población Activa. En el caso de las mujeres, el paro asciende hasta el 13,4%, frente al 10,3% de los hombres. Junto a esta realidad existe el empleo no regularizado, que no respeta el reconocimiento de los derechos laborales y las correspondientes garantías legales. En este contexto, exigimos prioritariamente medidas efectivas para hacer frente al desempleo y erradicar la precariedad laboral.

   En EAPN-ES somos conscientes de que las subidas del salario mínimo interprofesional o la última reforma laboral han sido herramientas fundamentales para evitar que miles de personas cayesen en la pobreza. Pero las cifras demuestran que no es suficiente.

   En España, una de cada tres personas en situación de pobreza tiene empleo*, mientras que la tasa de temporalidad, pese a ser una de las más bajas de las últimas décadas, se sitúa aún en el 16,5%. Es preciso garantizar la existencia y el reconocimiento, en todos los casos, de los derechos laborales, así como unas condiciones de trabajo justas y un salario digno, facilitando la conciliación. En definitiva, combatir la precariedad laboral con todos los medios necesarios.

   Asimismo, existen diferentes datos que ponen de manifiesto la brecha de género en el empleo: la tasa de parcialidad es 15 puntos superior en el caso de las mujeres (21,4 frente al 6,6%), mientras que el salario bruto de los hombres supera en un 20% al de las mujeres. Por otro lado, muchas personas ven dificultado su acceso a un empleo digno debido a su origen, etnia, edad, ser persona exreclusa, orientación o identidad sexual, tener una discapacidad, o residir en el ámbito rural, entre otras. Es imprescindible seguir apostando por políticas y medidas a favor de la igualdad de oportunidades y del derecho a un empleo digno y de calidad sin discriminaciones.

   EAPN-ES quiere destacar el trabajo que las organizaciones del Tercer Sector llevamos a cabo, en primera línea, con las personas en situaciones de mayor vulnerabilidad y con dificultades de acceso al mercado de trabajo. En este sentido, es necesario que se siga reconociendo, apoyando y fomentando la función que las entidades sociales desarrollamos a través de los Programas de Empleo y Formación Profesional Ocupacional.

   Somos plenamente conscientes de la importancia de lograr la implicación de las organizaciones empresariales en la búsqueda de soluciones a las cuestiones aquí abordadas. Por ello, son necesarias medidas decididas que impulsen y fomenten la responsabilidad social en los diferentes niveles territoriales.

   El fomento de la economía social, donde se encuadran las empresas de inserción y los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social, demanda además una actualización de su legislación, así como una estrategia de apoyo y fomento. Estas organizaciones constituyen una lanzadera para la inclusión en el mercado de trabajo de un enorme número de personas con grandes dificultades sociales.

   En definitiva, es imprescindible retomar la senda que nos acerque de nuevo a los objetivos marcados en la Agenda 2030, muy alejados aún de nuestra realidad, y más especialmente a su meta 8.8., que plantea la necesidad de proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todas las personas trabajadoras, con especial atención a quienes están en situación más vulnerable.

   Desde EAPN-ES apostamos por un camino hacia el pleno empleo, dentro de un mercado laboral justo, adaptado e inclusivo, garantizando salarios y condiciones de trabajo dignas.

   La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) es una coalición compuesta actualmente por 22 entidades sociales de ámbito estatal y 19 redes autonómicas, que engloba a más de 8.000 entidades de base. Tiene como misión la prevención y la lucha contra la pobreza, la exclusión social, las desigualdades y la discriminación, impulsando la igualdad de oportunidades, así como la promoción de la participación de todas las personas en el ejercicio de sus derechos y deberes.

Contador