Actualizado 06/06/2011 10:33:09 +00:00 CET

María Quesada, de la Oficina del Alumno del IE Business School: "El Global Village celebra la diversidad del campus"

Global Village En El Campus IE Business School
IE BUSINESS SCHOOL

El pasado mes de mayo, Madrid acogió una nueva edición del Global Village 2011, un evento anual en el que puede participar cualquier alumno y antiguo alumno del IE Business School, y que en esta ocasión ha contado con la participación de cerca de 600 personas de 80 países distintos, según explica en esta entrevista a Europa Press la directora de la Oficina del Alumno del IE Business School, María Quesada.

.- ¿Qué es el Global Village 2011?

En este evento anual, que este año ha cumplido su séptima edición, se celebra la diversidad del campus, que cuenta actualmente con alumnos de 80 nacionalidades. En un ambiente festivo, los alumnos se agrupan por países y hacen una pequeña demostración de su gastronomía, folclore y aspectos culturales de su país.

.- ¿Cuáles son los objetivos de este evento?

Los objetivos principales son fomentar el 'network' o trabajo en red entre nuestros alumnos, antiguos alumnos y nuestro staff, pasando un buen rato, aprendiendo cosas de otros países y culturas, así como conociéndonos unos a otros. También pretende conocer la diversidad existente, porque el alumno que está en una clase a lo mejor uno no se entera mucho de que tiene un compañero de Kuwait, Nigeria o Kenia, que no están en la misma clase, pero son del mismo año. Así se pueden conocer, saber cómo hacer negocio en esos países y qué es lo que importan o exportan.

.- ¿Cómo valora esta última edición del Global Village?

Ha sido muy buena, una de las mejores de los últimos años. Los espectáculos fueron muy buenos ya que se ha contratado a un grupo de mariachis, de capoeira y uno coreano de taekwondo. Todo se ha ido profesionalizando cada vez más y por eso la calidad ha sido muy buena. Este año la entrada fue un poco más limitada que el anterior y eso hizo que la gente se sintiera muy a gusto.

.- ¿Cómo ha evolucionado el acto durante los siete años en que ha tenido lugar?

Ha evolucionado favorablemente y se ha profesionalizado. Las actuaciones que había al inicio eran amateur, los estudiantes españoles bailaban sevillanas o los brasileños capoeira. Pero ahora son profesionales que se contratan para que vengan a mostrar de verdad el folclore de cada país. Además, el primer año se hizo en un lugar mucho más pequeño, en un jardín de unos 100 m2 y en esta ocasión se ha organizado en uno que tiene una extensión de unos 350 m2.

Asimismo, ha aumentado el número de participantes y de stands. El primer año hubo unos 20 países representados y en esta última ha ascendido a 40, que trajeron comida, bebida y material promocional que las embajadas dieron a los estudiantes. También es cierto que entonces había menos alumnos en el IE Business School y ahora hay muchos más.

.- ¿Qué espera para las próximas celebraciones del Global Village?

Esperamos que sigan siendo como ahora. Crecer en el número de países representados. Hay estudiantes de 80 nacionalidades y de otros 40 hay representaciones, porque de esos países hay una o dos personas. Es un evento divertido, los asistentes lo agradecen, conocen a muchas personas de otras clases y antiguos alumnos, y se dan cuenta de la diversidad que hay en el campus. Mientras eso siga creciendo, se pretende que el evento también lo haga.