Publicado 24/06/2018 13:00CET

El reto de ser madre en África subsahariana. Por Chus de la Fuente, directora Fundación Recover, Hospitales para África

Maternidad en Costa de Marfil (Fundación Recover)
SILVIA CACHAFEIRO

   En la actualidad, todavía existen países en los que dar a luz puede costar la vida. Esta es la realidad que se sufre a diario en zonas de África subsahariana como Costa de Marfil, donde, de cada 100.000 nacimientos que se producen, fallecen 645 madres y 3.660 recién nacidos.

   Sin embargo, se trata de cifras que, sin duda, han mejorado en los últimos años y pueden reducirse, como se ha logrado en España, donde esta tasa de mortalidad se sitúa en 5 mujeres y 12 neonatos.

Concretamente, se estima que el 80% de estas muertes son evitables y existen y tenemos las herramientas para combatir una problemática que azota a un continente que concentra uno de cada cuatro enfermos del mundo pero que, paradójicamente, sólo cuenta con el 3% de los médicos.

   Cabe tener asimismo en cuenta que la sanidad en el continente no es gratuita y una consulta puede llegar a suponer una tercera parte del salario. Este factor, unido a la desigualdad de género, que sitúa a la mujer en un segundo plano, a la práctica de la mutilación genital femenina o a los matrimonios precoces, entre otros, hace que para muchas ciudadanas --especialmente las niñas-- este problema se agrave.

   Precisamente, este fue el tema que tratamos desde la Fundación Recover, Hospitales para África en la segunda edición de las Jornadas que celebramos el pasado 18 de junio en la Fundación Jiménez Díaz.

   Junto a 15 expertos del área de la salud y la cooperación internacional, tuvimos la ocasión de identificar nuevas metodologías de trabajo y debatir sobre las necesidades y prioridades para el desarrollo sostenible de la gestión de la salud y la asistencia sanitaria en África subsahariana, el área de actividad de la Fundación, donde desde hace 10 años trabajamos para hacer accesible el que es un derecho universal: una sanidad de calidad.

   A pesar de que las últimas cifras que manejamos desde la Fundación Recover son alentadoras, al igual que significativos son los avances en derechos humanos, políticas y seguridad en la región, se trata de datos que distan mucho de ser considerados óptimos, razón por la que hemos decidido que el proyecto bandera de la Fundación para este año, que hemos llamado 'Maternidad', ponga el foco en la realidad materno-infantil en África subsahariana y, más en concreto, en Costa de Marfil.

   Para ello, nos encontramos desarrollando el centro de salud Mónaco en Bouaflé, localidad de 90.000 habitantes situada en la zona centro del país, para el que nos hemos propuesto ampliar y equipar su área de maternidad, que será la única de toda la región.