Actualizado 03/04/2007 21:05 CET

RSC.- BT aportará 2,2 millones de euros para proyectos de desarrollo de Unicef en Sudáfrica, Brasil y China en tres años

El fin es la creación de un entorno de enseñanza productivo y seguro, especialmente para las niñas, para que se encuentren preparadas

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La multinacional British Telecom (BT) anunció hoy la firma de un acuerdo con la ONG Unicef de tres años de duración gracias al que la compañía invertirá 1,5 millones de libras (2,2 millones de euros) en acercar la tecnología y las comunicaciones para mejorar la educación de los niños de las clases sociales más bajas de Sudáfrica, Brasil y China.

De esta forma, y durante el primer año, más de 18.000 niños de algunas de las zonas más deprimidas económicamente de Sudáfrica se beneficiarán del trabajo conjunto de BT y Unicef.

Durante este año y hasta 2008, el proyecto se centrará en las áreas rurales y semi-rurales en línea con las prioridades en materia educativa del país con el objetivo de mejorar la calidad de la enseñanza básica para todos los niños del programa. Centrándose en las zonas de dos de las provincias más desfavorecidas de Sudáfrica --KwaZulu y Eastern Cape--, un total de 25 escuelas han sido seleccionadas para recibir la asistencia de esta iniciativa.

Además de instalar 250 ordenadores, la inversión de BT ayudará a renovar las escuelas y a construir aulas adicionales así como laboratorios informáticos de última generación. Con estas nuevas instalaciones se ofrecerá a los estudiantes formación en Tecnologías de la Información y Comunicaciones que les ayude a tener una independencia económica en el futuro y, en última instancia, convertirse en fuerza laboral cualificada.

Con el objetivo de asegurarse de que los niños continúan beneficiándose de esta iniciativa en un futuro, 150 jefes de estudio y gerentes recibirán formación sobre cómo gestionar escuelas de forma efectiva y sobre habilidades de liderazgo, al tiempo que se llevará a cabo un estudio sobre el impacto del Programa.

"El principal fin del acuerdo es la creación de un entorno de enseñanza productivo y seguro, especialmente para las niñas, de forma que sean asesoradas, preparadas y formadas en comunicación, tecnología y ciencia y desarrollen habilidades en áreas en las que no están bien representadas", explican ambas entidades. Como madres de las próximas generaciones, con familias que mantener, serán las responsables de garantizar que sus hijos reciben una educación.

En palabras del miembro del consejo directivo de BT y consejero delegado de BT Global Services, Andy Green, "los que hemos crecido con la tecnología, a menudo la consideramos como algo normal". Con la ayuda de Unicef y el apoyo a las prioridades en materia educativa del ejecutivo sudafricano, "esperamos ayudar a esta ONG a llevar los beneficios y las oportunidades que brinda la tecnología a los niños y los jóvenes en algunas de las zonas más lejanas y pobres del país", agrega.

Entre los asistentes a la presentación de la iniciativa, --que tuvo lugar recientemente en el hotel Melrose Arche en Johannesburgo--, se encontraba el vice-ministro de Educación de la República de Sudáfrica, Mohamed Enver Surty, y un estudiante de 16 años de la escuela Mantshinga en la provincia de KwaZulu-Natal, Mbalenhle Mndebele.

Según explicó el representante de Unicef en Sudáfrica, Macharia Kamau, "esta iniciativa acercará a Sudáfrica a la reunión de los Objetivos del Milenio, acordada por todos los países del mundo para garantizar que todos los niños finalicen la escuela primaria antes de 2015". "Invertir en profesores y escuelas hará que los niños disfruten de un entorno de aprendizaje de mayor calidad y les animará a continuar", recordó Kamau.

En otros países, BT también ha invertido en educación, señala la compañía, como ha ocurrido en India a través de las escuelas Katha Information Technology y e-commerce (KITES), donde más de 9.000 niños ya han sido formados en TIC desde el manejo básico del equipamiento informático hasta la programación de software complejo, con un alto número de graduados que encuentran trabajo en áreas relacionadas con las nuevas tecnologías.

Un segundo proyecto en este país, --'Lifelines India'--, trata de acercar la información a los habitantes de las áreas rurales remotas del país mediante técnicas digitales. Además, BT y el Centro de Formación en TIC de St Crispin en Pune, --una residencia y escuela para 675 niños sin recursos--, ofrece laboratorios de última generación con ordenadores, medios de enseñanza audiovisuales y aulas para las clases teóricas.

En este sentido, Green recordó que "para BT es crucial mejorar de manera sustancial la forma de vida de las zonas en las que opera". "Esta alianza nos permite ayudar a Unicef a mejorar la formación del profesorado y del alumnado a nivel local y, en última instancia, mejorar el futuro de los niños de todo el mundo", agregó.

La alianza de BT y Unicef es parte de la campaña 'Better World' de BT, diseñada para ayudar a la juventud a desarrollar aptitudes de comunicación necesarias para alcanzar todo su potencial y conseguir aptitudes para la vida diaria.