Publicado 20/05/2015 11:06CET

RSC.-Rodríguez (CMNV) apuesta por extender las normas de Buen Gobierno al ámbito público

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez
EUROPA PRESS

Confía en que la reforma del Código de Buen Gobierno va a contribuir a un crecimiento "más sostenible"

BILBAO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha confiado en que la reforma del Código de Buen Gobierno va a contribuir a "generar una mayor confianza" en las empresas españolas, un sistema financiero "más fuerte" y un crecimiento "más sostenible". Asimismo, ha opinado que las normas de buen gobierno deberían extenderse también al ámbito público.

Rodríguez ha participado este martes en el ciclo BBVA 'Empresa y banca responsable' de Forum Deusto, que se celebra en la Universidad de Deusto en Bilbao, para exponer los principales cambios introducidos en el nuevo Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas, que se publicó el pasado 24 de febrero.

La presidenta de la CNMV ha defendido la necesidad de las reformas en materia de buen gobierno ante la necesidad de "corregir algunas deficiencias en los comportamientos de los gestores de las compañías" que han sido "unos factores desencadenantes" de la crisis financiera. Según ha indicado, "buena parte la crisis se debió a la pérdida de transparencia, del sentido a largo plazo, del control del riesgo", que provocó la "falta total de confianza".

Tras manifestar que la reforma ha situado a España "a la altura de los países más exigentes en materia de gobierno corporativo", ha remarcado que "un sistema eficaz de gobierno corporativo contribuye a desarrollar una cultura de valores profesionales y éticos, que, a su vez, contribuye a generar el grado de confianza necesario para el buen funcionamiento del sistema financiero y de la economía en su conjunto".

En palabras de Rodríguez, el nuevo Código aborda 25 principios y 64 recomendaciones, que incluyen "muchas materias sensibles" y mantiene "el principio de cumplir o explicar" en caso de que no se cumplan las recomendaciones. Este sistema, ha defendido, es "útil como complemento a las normas imperativas" para lograr los objetivos de buen gobierno.

Entre las novedades de la reforma que se ha acometido en España, la presidenta de la CNMV ha destacado que la modificación de la Ley de Sociedades y Capital "ha elevado a la categoría de normas las cuestiones que se han considerado exigibles a todas las sociedades". También ha señalado que se ha incorporado en el Código recomendaciones específicas sobre Responsabilidad Social Corporativa, un asunto "expresamente excluida" del Código anterior.

Asimismo, ha añadido, se ha cambiado su estructura "identificando los principios que inspiran cada recomendación" y que se refieren a aspectos como la necesidad de informar a la Junta General de Accionistas sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones del Código, o la remuneración de los miembros del Consejo de Administración para potenciar que "los consejeros promuevan el interés común y eviten la asunción excesiva de riesgos".

Rodríguez ha subrayado que, con esta reforma, se ha pretendido "concienciar a las empresas de la necesidad de hacer un replanteamiento global en su forma de gestión y funcionamiento", con un cambio que conlleve que "las cosas nos vayan mejor a todos".

"La pregunta es si efectivamente se va a lograr que las cosas nos vayan mejor, si podemos decir que la reforma va a contribuir a generar una mayor confianza en nuestras empresas favoreciendo un sistema financiero más fuerte y facilitando la consecución de un crecimiento más sostenible. Yo creo que sí", ha concluido.

Por otro lado, se ha referido al control sobre el cumplimiento de estas medidas y, en este sentido, ha indicado que en España se llega "más allá" que otros países del entorno porque es la CNMV la que tiene "encomendado" el seguimiento de las recomendaciones de Buen Gobierno. En cualquier caso, ha opinado que no es posible "llegar hasta la intervención total", sino que "el control tiene que venir de la Junta General de Accionistas".

EN EL SECTOR PÚBLICO

Finalmente, preguntada sobre la posibilidad de extender este tipo de recomendaciones a sociedades no cotizadas o a entidades como las universidades o administración sanitaria, ha recordado que ya "se han hecho algunas cosas en buen gobierno" en el campo público y ha señalado que, a su entender, "claro que tendrían que extenderse en las normas internas de funcionamiento".

"Si fuera responsable, le daría una vuelta a las normas de buen gobierno a ver si se pueden extrapolar a sociedades autónomas porque luego trae a cuenta", ha concluido.

Para leer más