Publicado 11/05/2016 01:36CET

Canadá retoma la producción de petróleo tras reducirse la amenaza del incendio de Alberta

Incendio en Fort McMurray, Canadá
HANDOUT/REUTERS

EDMONTON/LAC LA BICHE 8CANADÁ), 11 May. (Reuters/EP) -

Las compañías que explotan las arenas bituminosas alrededor del centro energético canadiense de Fort McMurray han empezado este martes a reanudar sus operaciones de producción, después de que un descontrolado incendio forestal obligara a cerrarlas una semana.

El fuego seguía creciendo, pero se alejaba lo suficiente de los yacimientos petroleros como para permitir que las compañías reiniciaran sus labores de extracción.

Royal Dutch Shell Plc ha sido la primera en reanudar sus operaciones en el centro de la región. Por su parte, Enbridge ha empezado a inspeccionar sus instalaciones y se ha preparado para reiniciar sus trabajos, detenidos por la amenaza de las llamas.

"Aunque miles de vidas no volverán a ser jamás las mismas, podemos dar pequeños pasos para recuperar el ritmo en el noreste de Alberta", ha afirmado la primera ministra de la provincia, Rachel Notley, ante los periodistas tras reunirse con ejecutivos de firmas como Suncor Energy Inc, ConocoPhillips Canada o la Asociación Canadiense de Productores de Petróleo.

"Para muchos en Fort McMurray, esto significa arremangarse y volver al trabajo haciendo lo que les gusta, que es trabajar en el sector de la energía", ha añadido.

El encuentro se produjo un día después de que Notley encabezara una ronda de inspecciones en Fort McMurray en la que encontró que la ciudad está menos dañada de lo que se pensaba en un principio, ya que cerca del 90 por ciento de sus edificios ha logrado sobrevivir al incendio.

Sin embargo, sus 88.000 residentes, que fueron evacuados a toda prisa la semana pasada cuando las llamas amenazaban a la localidad, no podrán regresar hasta dentro de varias semanas desde los refugios temporales en los que se encuentran.

"Son circunstancias difíciles", ha lamentado Al Monaco, consejero delegado de Enbridge, en un comunicado. "Tenemos un equipo bien entrenado y experimentado que ha desarrollado un plan logístico detallado para permitir el reinicio seguro de nuestros oleoductos y terminales", ha explicado.

Alrededor de la mitad de la producción de crudo de Canadá, que equivale a un millón de barriles por día, tuvo que ser desactivada por el incendio, según las estimaciones de Reuters.

Para leer más