Corea del Norte acusa a EEUU de tener la "maligna ambición" de conquistar el país por la fuerza

Corea.- Pyongyang advierte a EEUU de "consecuencias indeseadas" si no cambia su postura en el diálogo nuclear
-/KCNA/dpa - Archivo
Publicado 29/05/2019 22:32:47CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Corea del Norte ha acusado este miércoles a Estados Unidos de mostrar mala fe al llevar a cabo pruebas nucleares y balísticas como parte de su "maligna ambición" para conquistar el país asiático por la fuerza.

En un comunicado atribuido al director de Política del Instituto para Estudios Americanos recogido por la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA, las autoridades del país han acusado a Washington de llevar a cabo pruebas nucleares el 13 de febrero, días antes de la segunda cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Estados Unidos ha demostrado su intención de buscar una solución fundamentada en la fuerza a los problemas existentes, a pesar de que públicamente aboga por el diálogo", ha indicado.

Asimismo, ha subrayado que "Estados Unidos ha seguido adelante con su estrategia de 'máxima presión' contra Corea del Norte para intentar asfixiar económicamente al país".

El texto ha criticado además la incautación de un buque de carga norcoreano por parte de Estados Unidos y ha advertido de que "el uso de la fuerza no es un monopolio de Estados Unidos".

El comunicado se suma a las críticas vertidas el lunes por las autoridades de Corea del Norte contra el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, al que tildaron de "fanático de guerra" e "ignorante" por indicar que el último ensayo con misiles realizado por Pyongyang viola las resoluciones de Naciones Unidas.

A principios de mayo las fuerzas norcoreanas dispararon una serie de cohetes y misiles, incluidos varios misiles guiados que, según los expertos, podrían servir para sobrepasar las defensas surcoreanas y estadounidenses.

Asimismo, Corea del Norte denunció el viernes que fue una postura "arbitraria y deshonesta" por parte de Estados Unidos la que provocó la falta de acuerdo en la cumbre que mantuvieron Trump y Kim en febrero, advirtiendo de que la cuestión nuclear nunca se resolverá sin un nuevo enfoque.

La tensión ha vuelto a aumentar en las últimas semanas. Pyongyang ha disparado misiles de corto alcance este mes y Washington ha desvelado la incautación de un barco norcoreano que presuntamente transportaba carbón de forma ilegal en violación de las sanciones.

Kim ha dado de plazo a Estados Unidos hasta final de año para mostrar más flexibilidad en su postura, pero Trump y otros altos cargos estadounidenses lo han descartado, pidiendo al líder norcoreano que emprenda acciones conforme a su compromiso de desnuclearización.

Contador