. EEUU afirma que sus tropas en Siria están "directamente amenazadas" tras los ataques aéreos de Turquía
Actualizado 25/11/2022 02:25

EEUU afirma que sus tropas en Siria están "directamente amenazadas" tras los ataques aéreos de Turquía

El portavoz de Pentágono, Pat Ryder
El portavoz de Pentágono, Pat Ryder - PO2 ALEXANDER KUBITZA/DOD / ZUMA PRESS / CONTACTOP


Washington pide una "desescalada inmediata" y alerta del impacto de la ofensiva sobre la lucha contra Estado Islámico

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha afirmado este miércoles que los ataques de Turquía en Siria e Irak amenazan "directamente" la seguridad de las tropas estadounidenses, tras la ofensiva militar lanzada el lunes contra grupos kurdos a los que acusa de estar detrás del atentado del 13 de noviembre en la ciudad de Estambul.

"Los recientes ataques aéreos en Siria han amenazado directamente la seguridad del personal estadounidense que está trabajando en Siria con socios locales para derrotar a Estado Islámico", ha asegurado el portavoz del Pentágono, Patrick Ryder, según un comunicado de su oficina.

"Además, las acciones militares no coordinadas amenazan la soberanía de Irak", ha agregado, tras mostrarse "profundamente preocupado" por la escalada de las acciones en los mencionados países y condenar la pérdida de vidas civiles.

Asimismo, ha ofrecido sus condolencias a las familias, tanto de Turquía como de Siria. "También nos preocupan los informes sobre los ataques deliberados contra infraestructuras civiles", ha expresado. En este sentido, Ryder ha aseverado que "es necesaria una desescalada inmediata para mantener la atención en la misión de derrotar a Estado Islámico y garantizar la seguridad del personal sobre el terreno".

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, ha reclamado una "desescalada inmediata" en la zona y ha recalcado que "las recientes acciones militares desestabilizan la región, amenazan el objetivo común de combatir a Estado Islámico y ponen en peligro a civiles y personal estadounidense".

Price, que ha reconocido las "legítimas preocupaciones de seguridad de Turquía", ha incidido en que Washington "ha trasladado sus graves preocupaciones por el impacto de la escalada en Siria en los objetivos contra Estado Islámico y sobre civiles a ambos lados de la frontera".

"Expresamos nuestras sinceras condolencias por la pérdida de vida que ha tenido lugar en Siria y Turquía", ha zanjado, días después de que Turquía anunciara el inicio de la operación 'Garra-Espada' contra grupos kurdos, a los que culpa del reciente ataque con explosivos en Estambul que dejó al menos seis muertos y 81 heridos.

En esta línea se ha expresado el portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Farhad Shami, que ha apuntado en su cuenta en la red social Twitter que "debido a la preocupación de las fuerzas a la hora de responder a la ocupación turca, no pueden continuar su misión de perseguir a las células de Estado Islámico".

"En estos momentos, nos vemos forzados a estar preocupados a la hora de hacer frente a la agresión turca", ha manifestado. Las FDS son una coalición de milicias encabezada por las Unidades de Protección Popular (YPG) --de mayoría kurda-- que cuenta con apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El Gobierno de Turquía cifró este miércoles en más de 250 el número de presuntos miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las YPG "neutralizados" en la nueva campaña de bombardeos lanzada el lunes contra objetivos en el norte de Irak y Siria.

Las autoridades de Turquía usan el término "neutralizado" para hacer referencia a que los sospechosos han muerto, han sido capturados o se han entregado a las autoridades. Al tratarse de bombardeos, implica que Ankara los da por fallecidos.

No obstante, las FDS rechazaron el martes las afirmaciones del Gobierno de Turquía sobre sus bajas en los recientes bombardeos e indicaron que sólo ha muerto uno de sus integrantes. Así, el Departamento de Medios e Información de las FDS resaltó que las cifras de Ankara "no son correctas".

Contador

Más información