Once heridos y casi 300 refugios destruidos por las lluvias en los campos de refugiados rohingyas

Publicado 05/07/2019 16:55:38CET
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's Bazar
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's BazarREUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias caídas en tres días en los campos de refugiados rohingyas en Bangladesh, donde viven más de 900.000 personas, han dejado once heridos y 273 refugios destruidos, según ha informado este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Desde el lunes, en apenas 72 horas se registraron unas precipitaciones de unos 350 litros por metro cuadrado y durante la próxima semana se prevén más lluvias torrenciales. Por ahora, según las primeras informaciones, se han registrado 26 corrimientos de tierra y aún quedan cuatro meses de monzón.

Los equipos de emergencia de ACNUR se han movilizado ya para identificar las necesidades de las personas más vulnerables y darles prioridad en la provisión de asistencia. En este sentido, ya se están distribuyendo los materiales de emergencia que habían preposicionado con el objetivo de ayudar a reconstruir, reparar y reforzar los refugios dañados.

Según ha explicado Charles Yaxley, portavoz de ACNUR en Ginebra, refugiados voluntarios que habían recibido formación por parte de la agencia de la ONU trabajaron durante toda la noche del miércoles bajo una intensa lluvia para ayudar a las familias en necesidad urgente.

"En algunos casos, fue necesario rescatar a personas refugiadas de albergues que resultaron destruidos por desprendimientos de tierra", ha indicado, precisando que ACNUR ya ha reubicado a 2.137 personas, "ya sea porque sus viviendas han sufrido daños sustanciales o como medida de precaución".

En el marco de la respuesta humanitaria a las necesidades de los refugiados rohingyas, las actividades de preparación ante la temporada del monzón han sido consideradas prioritarias y prevén la construcción de estructuras de retención en las laderas de las colinas, la instalación de sistemas de drenaje y la construcción de carreteras y puentes. Asimismo se han construido embalses para contener las lluvias y estabilizar las reservas de agua.

"ACNUR se mantiene en alerta máxima, listo para desplegar equipos de respuesta de emergencia adicionales para apoyar a la red de refugiados voluntarios y sus socios, en caso necesario", ha asegurado Yaxley. Según ACNUR, el Plan de Respuesta Conjunta de 2019 para la crisis humanitaria de los rohingyas en Bangladesh apenas ha recibido un tercio (301 millones) de los 920 millones de dólares necesarios.

Contador