La ONU advierte de que Estado Islámico continúa siendo una amenaza para la paz y seguridad internacional

Actualizado 12/02/2019 11:38:10 CET
Bandera de Estado Islámico en Raqqa
REUTERS / ERIK DE CASTRO - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director de la oficina de Naciones Unidas para la lucha antiterrorista, Vladimir Voronkov, ha advertido este lunes de que el grupo yihadista Estado Islámico continúa siendo una amenaza para la paz y seguridad internacional a pesar de que se haya reducido el número de ataques.

"Pese a una actividad más escondida o circunscrita a comunidades locales de las células de Estado Islámico, el liderazgo central mantiene su influencia e intenta generar ataques internacionales. Mantener ese liderazgo es crucial para los objetivos del grupo", ha subrayado.

Durante la presentación del último informe de la ONU sobre Estado Islámico al Consejo de Seguridad, Voronkov ha advertido también del "reto de los combatientes terroristas extranjeros que o bien están abandonando las zonas de conflicto, o que están regresando o se disponen a ser liberados de prisión".

Así, ha subrayado que "en este contexto, la radicalización en prisión es considerada como un desafío particular en Europa e Irak". El informe pone de relieve que el "centro de gravedad" de Estado Islámico sigue estando en Irak y Siria donde aún contaría con unos 18.000 combatientes, incluidos unos 3.000 combatientes extranjeros.

RESERVAS FINANCIERAS

Por otra parte, en lo que se refiere a la capacidad financiera del grupo terrorista, ha explicado el responsable de la ONU, el informe pone de relieve que "pese a alguna pérdida de ingresos debido a los reveses territoriales" Estado Islámico aún contaría con "reservas accesibles" de entre 50 y 300 millones de dólares. Además, sus células también generarían presuntamente ingresos "mediante actividades criminales", ha precisado Voronkov.

Por su parte, la secretaria general adjunta y directora ejecutiva del Comité Contra el Terrorismo, Michèle Coninsx, ha afirmado que Estado Islámico "sigue siendo uno de los grupos terroristas internacionales con más probabilidades de llevar a cabo un ataque de gran escala en el futuro" y ha recalcado que es "una preocupación para la comunidad internacional".

Coninsx ha indicado que entre los retos para frenar las actividades del grupo yihadista, los estados deben enfrentarse al aumento de terrorismo con el regreso de muchos combatientes extranjeros, la habilidad de los grupos terroristas para explotar las nuevas tecnologías y a los millones de personas desplazadas que viven en campamentos.

"Para que todo esto tenga éxito se requiere un compromiso sostenido de los actores locales, nacionales, regionales e internacionales", ha afirmado Coninsx.

La directora ejecutiva del Comité también ha llamado a los estados miembro de Naciones Unidas, a las organizaciones regionales e internacionales y a la sociedad civil a implementar un "enfoque holístico conjunto" para combatir las condiciones que permiten que grupos como Estado Islámico ganen adeptos y prosperen.

Para leer más