La ONU investigará los ataques contra instalaciones apoyadas por el organismo en Idlib (Siria)

Publicado 01/08/2019 17:19:57CET
Hospital destruido por misiles en la provincia siria de Idlib
Hospital destruido por misiles en la provincia siria de Idlib - REUTERS / AMMAR ABDULLAH - Archivo

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas abrirá una investigación en torno a los ataques contra instalaciones apoyadas por el organismo internacional en el marco de la ofensiva del Ejército de Siria contra la provincia de Idlib (noroeste), controlada por los rebeldes.

"La investigación cubrirá la destrucción o daños causados a instalaciones en la lista entregada a las partes y las apoyadas por la ONU en la zona", ha dicho Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general del organismo, António Guterres.

Así, ha dicho que el comité "establecerá los hechos detrás de estos incidentes e informará al secretario general una vez complete sus trabajos", al tiempo que ha recalcado que Guterres "pide a todas las partes implicadas que cooperen".

Al menos dos tercios del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidieron el martes a Guterres que investigue los ataques contra instalaciones médicas respaldadas por el organismo en el noroeste de Siria.

Fuentes diplomáticas citadas por la agencia de noticias Reuters detallaron que los países que han apoyado el llamamiento a Guterres son Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Indonesia, Kuwait, Perú, Polonia, Reino Unido y República Dominicana.

"Al menos catorce instalaciones apoyadas por la ONU en la lista de instalaciones fuera de conflicto han resultado dañadas o han sido destruidas en el noroeste de Siria desde finales de abril", dijeron al secretario general de la ONU.

"Por ello, pedimos respetuosamente que considere abrir una investigación interna en torno a los ataques que han dañado o destruido instalaciones apoyadas por la ONU en el noroeste de Siria y que informe rápidamente", agregaron.

El Ejército de Siria, respaldado por Rusia, inició en abril una ofensiva contra la provincia de Idlib (noroeste), la única que se encuentra en manos de la oposición. Los combates han dejado 450 civiles muertos y más de 440.000 desplazados.

El enviado de Siria ante la ONU, Bashar al Yaafari, sostuvo el 16 de julio que 119 hospitales y centros médicos "han quedado fuera de servicio desde que fueran tomados por grupos terroristas".

"Ya no cumplen su función original y no pueden ser considerados hospitales, centros sanitarios o siquiera 'objetos civiles' bajo el Derecho Humanitario", sostuvo en su misiva.

La provincia de Idlib se encuentra en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es Hayat Tahrir al Sham, vinculado a Al Qaeda. Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.

Para leer más