El primer ministro de Países Bajos pide "desmitificar" la solución de emergencia para la frontera irlandesa

Publicado 13/12/2018 15:09:52CET

BRUSELAS, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha abogado este jueves por "desmitificar" la solución de emergencia para evitar una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte con el Brexit, una opción que no quiere "nadie" pero que es necesario que exista por si Londres y Bruselas no encuentran otra alternativa en un futuro.

"Puedo asegurar que no hay nadie en la UE que quiera activar el 'backstop' (la solución de emergencia para la isla irlandesa) porque serían malas noticias no sólo para Reino Unido, sino también para la UE", ha asegurado el holandés en declaraciones a los medios antes de participar en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno.

"Hoy va sobre desmitificar todo este 'backstop' para Irlanda e Irlanda del Norte. Nadie quiere en la UE activarlo, pero necesitas tenerlo porque si no hay en 2021 o 2022 una nueva relación tiene que haber algo para que la situación en Irlanda seguirá estable", ha añadido.

Rutte ha defendido, sin embargo, que es "imposible" renegociar el Tratado de Retirada pactado entre la UE y Reino Unido, porque es el "mejor posible", y ha remarcado que los líderes europeos buscarán este jueves cómo "aclarar" su funcionamiento de forma que la primera ministra británica, Theresa May, pueda ratificar el acuerdo.

El primer ministro holandés ha sido uno de los líderes europeos con los que May se ha visto durante su minigira europea para buscar apoyos durante los días previos al Consejo europeo, del que la 'premier' quiere salir con un compromiso de los 27 con "garantías legales y políticas" de que la solución irlandesa es solo un mecanismo de último recurso y que, de aplicarse, no sería de manera permanente.

La declaración que se ideó para que en 2016 Países Bajos levantara su veto al acuerdo entre la Unión Europea y Ucrania es uno de los modelos de documento que se barajan para responder esta vez a las aclaraciones que requiere Londres.