Aumenta a ocho muertos el balance el atentado con bomba contra un autobús en Homs

Actualizado 05/12/2017 16:43:45 CET

EIRUT, 5 Dic. (Reuters/EP) -

Al menos ocho personas han muerto otras 16 han resultado heridas como consecuencia de una explosión de una bomba que ha alcanzado a un autobús en la ciudad siria de Homs, según han informado los medios estatales sirios.

Muchos de los pasajeros del autobús atacado son estudiantes universitarios, según ha explicado a la cadena de televisión estatal Ijbariya el gobernador de Homs, Talal Barazi. La explosión de la bomba ha tenido lugar en el distrito de Akrama, cerca de la universidad de Al Baabth, en esta localidad del oeste de Siria controlada por las fuerzas leales al régimen que preside Bashar al Assad.

Las imágenes del lugar del ataque muestran a un nutrido grupo de personas en torno a los restos calcinados de un autobús en el centro de una calle. La cadena de televisión estatal ha señalado que la bomba ha sido colocada por "terroristas" para que estallara contra el autobús.

El atentado de este martes todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo terrorista aunque Estado Islámico reclamó la responsabilidad por un atentado con coche bomba que acabó en mayo con la vida de cuatro personas y dejó a otras 32 heridas.

A lo largo de 2017, se ha registrado una serie de atentados con bomba contra ciudades bajo control gubernamental en Siria, incluida la capital, Damasco. La alianza Tahrir al Sham, liderada por milicianos anteriormente vinculados a Al Qaeda, también ha reivindicado la autoría de algunos de los ataques.

"Las agencias de seguridad están constantemente persiguiendo a las células durmientes", ha explicado en la televisión Ijbariya el jefe de la Policía de Homs. "Hoy podría tratarse de una célula durmiente o podría ser una infiltración", ha añadido.

El gobernador de Homs ha denunciado que los enemigos del Estado están intentando socavar la estabilidad del país en un momento en el que se acerca "la fase de la victoria". La ciudad de Homs fue recuperada por las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad en mayo. Ese mes, cientos de rebeldes y civiles sirios fueron evacuados del último distrito bajo control opositor, Al Waer, que había estado sitiado por las fuerzas gubernamentales.

Con el apoyo de la aviación de combate rusa y las milicias respaldadas por Irán, el Gobierno sirio ha conseguido ganar terreno frente a los grupos rebeldes en el oeste del país, apuntalando su contorl en los principales centros urbanos.