27 de febrero de 2020
 
Publicado 03/08/2019 14:39:56CET

Turquía comienza a llenar la presa de Ilisu a pesar las restricciones que podría comportar para Irak

Presa de Ilisu
Presa de Ilisu - REUTERS / SERTAC KAYAR

La construcción inundará la ciudad de Hasankeyf, de interés arqueológico

ESTAMBUL, 3 Ago. (DPA/EP) -

Las autoridades turcas han comenzado a llenar la presa de Ilisu a pesar de las quejas de activistas medioambientales, que advierten tanto del daño medioambiental que provoca ahora mismo la estructura como de las restricciones de agua que podría comportar para la vecina Irak, al usar el agua del río Tigris.

"El agua de la presa lleva subiendo desde el pasado 22 de julio", ha denunciado Alí Ergul, miembro de la ONG medioambiental Hasankeyf Coordination, con sede en Estambul.

"Hasta donde tenemos entendido, las compuertas están cerradas para permitir que siga creciendo el nivel del agua", ha añadido el activista, en una versión que contradice la declaración oficial de las autoridades, que aseguran que la presa está nada más que en fase de pruebas.

Además, fuentes anónimas de la Compañía Estatal Hidráulica de Turquía han confirmado que el llenado de la presa comenzará "muy, muy pronto", para rematar una obra iniciada en 2006 y que, una vez en funcionamiento, inundará la ciudad de Hasankeyf, considerada de interés arqueológico.

Queda además el problema de que el Gobierno turco está tardando más de lo esperado en evacuar a las más de 15.000 personas que viven en las localidades afectadas. "Los residentes temen que sus casas acaben sumergidas antes de que se complete su traslado a los nuevos centros residenciales", ha comentado el activista.

Para leer más