La Guardia Civil en Las Palmas destaca el "acierto" de poner la frontera en Mauritania para controlar la inmigración

Patera, Inmigración Irregular, Cayuco
IVE/EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 02/04/2019 13:59:56CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas, Ricardo Arranz Vicario, ha destacado este martes el "acierto" que se tuvo al poner la frontera en Mauritania y Senegal para controlar la inmigración en Canarias, después de la "crisis de los cayucos" en el año 2006.

Arranz recordó, en declaraciones a los periodistas, que en el año 2006, cuando se produjo la denominada "crisis de los cayucos", era el jefe de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife y alcanzaron las costas canarias 30.000 inmigrantes, 22.000 de ellos a Tenerife.

"La crisis de los cayucos fue impresionante para Canarias. Ya teníamos inmigración hasta aquella época pero era procedente de las costas saharianas en patera y se abrió una nueva ruta de inmigración con cayucos que procedía de Mauritania y Senegal", apostilló.

Así, expuso que la diferencia era que en una patera venían 25 personas, mientras que en un cayuco, en el más pequeño, podían llegar 80 migrantes, incluso alcanzar los 150 o más, si bien resaltó que "lo bueno es que se controló esa puerta. Esa puerta está controlada, no cerrada. Aquí no se cierra nada".

Además, añadió que se están interceptando los cayucos porque en Mauritania y Senegal está desplegada la Guardia Civil --helicópteros, barcos, patrullas terrestres--, que trabaja en coordinación con la Gendarmería de allí. Para agregar que el "acierto" fue poner la frontera allí, "si la frontera la pones en Canarias tienes 30.000" migrantes.

Finalmente, cuestionado por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), aseguró que "funciona siempre" aunque afirmó que "al 100 por 100 no se puede decir pero funciona siempre".

Contador