Actualizado 09/07/2014 19:17 CET

UPyD denuncia al alcalde de Brunete por cohecho, prevaricación y amenazas

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   UPyD ha presentado una denuncia contra el alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, por presunto delito de "cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, coacción y amenazas", en relación con el supuesto intento de sobornar a una concejal de la formación magenta, según ha informado este miércoles el responsable de Instituciones de UPyD a nivel nacional y diputado regional en la Asamblea de Madrid, Ramón Marcos.

   Marcos ha precisado que la denuncia se ha presentado este mismo día ante el Juzgado de Instrucción de Móstoles, en vez de ante la Fiscalía, como había anunciado él mismo el viernes pasado, ya que consideran que es el lugar "más idóneo" para tramitarla "con la mayor celeridad" y realizar una investigación "lo más exhaustiva". Asimismo, ha aclarado que la denuncia se ha presentado "con dos días de retraso" porque "los abogados a veces tienen sus tiempos".

   Por otro lado, Marcos ha indicado que han aportado pruebas nuevas que trascienden la conversación publicada por el diario El Mundo que "implican directamente" a cuatro funcionarios del Ayuntamiento.

   En la rueda de prensa han comparecido la concejal que ha denunciado las presiones, Isabel Cotrina, y el portavoz del Grupo Municipal, Fernando Castellano, los dos concejales de UPyD en el Ayuntamiento de Brunete.

   Cotrina ha manifestado que no ha denunciado los hechos antes porque tenía "miedo", ya que incluso le habían advertido en alguna ocasión de que si votaba en un determinado sentido, en contra del criterio del PP, iba a encontrarse con pintadas en su casa o con que le había pasado algo a su coche, según ha relatado.

  La denuncia expone como antecedentes de los hechos que en las elecciones municipales de 2011 el PP fue el partido más votado, con seis concejales, seguido de PSOE, con tres, así como de UPyD e IU, ambos con dos, de manera que necesitaba un concejal más para obtener la mayoría absoluta.

   Esto, según el texto, marcará el inicio de una serie de conversaciones mantenidas con la denunciante, Cotrina, cuya finalidad perseguida sería el intento por parte del alcalde de que, "a cambio de recibir favores personales, políticos y profesionales", renunciase a su adscripción al Grupo Municipal de UPyD, para formar parte de la Junta de Gobierno Local y permitir, entre otras cosas, aprobar todo aquello que interesaba al alcalde.

   Entre las cuestiones que quería sacar adelante el alcalde el documento cita la aprobación del convenio entre el Ayuntamiento de Brunete, la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II; la aprobación de la propuesta de mancomunar la gestión de infraestructuras deportivas de Brunete, Sevilla la Nueva y Quijorna, como el campo de golf, pádel y piscinas, así como la aprobación de los presupuestos municipales.

   Hubo un primer encuentro tras las elecciones, el 25 de mayo de 2011, entre dos intermediarios del alcalde y los dos concejales de UPyD para conocer sus intenciones respecto a la investidura. Con posterioridad a ese primer contacto, Cotrina volvió a tener encuentros y visitas, y a recibir mensajes y llamadas por parte de varios allegados del alcalde, según la denuncia.

   De acuerdo con el relato de la denunciante, los intentos de forzarla se iban intensificando según se acercaba el plazo para aprobar "las dos propuestas estrella del equipo de Gobierno y del Grupo Municipal Popular", el convenio relativo al nuevo modelo de gestión del Canal de Isabel Segunda y la propuesta de mancomunar las gestión de las infraestructuras deportivas.

   En este momento el alcalde, a través de una policía local que actúa de intermediaria, solicita una reunión con Cotrina, que se decide a grabar la conversación que mantiene con él. La reunión se produjo el 16 de noviembre de 2012 en el restaurante El Ternasco.

   Borja Gutiérrez, "en su cargo de alcalde de Brunete, ofreció favores políticos, personales y profesionales" a Cotrina, sostiene la denuncia, "a cambio de que ésta dejase su grupo municipal y pasase a formar parte del pleno como concejal no adscrito y del Gobierno local, como Teniente Acalde".

LA CONCEJALÍA "QUE ELLA QUISIERA"

   Así, le ofrece la concejalía "que ella quisiera", además de favores personales y profesionales ("los que ella quisiera"), "tanto para ella como para la persona que ella desee".

   Más tarde, el 23 de noviembre, la policía local que actúa como intermediaria, según la denuncia, y Cotrina se reúnen en casa de esta, que también graba la conversación, donde, entre otras cosas, la supuesta intermediaria le habla de la posibilidad de contratar a su hija definitivamente en el Hospital Los Madroños.

   La concejal de UPyD "se mantuvo firme en sus convicciones morales y políticas", y "siguió atemorizada por las represalias que contra ella o contra su hija podían sufrir, lo que le hizo no querer denunciar los hechos hasta el presente momento", señala la denuncia.

   Según ha declarado Cotrina en la rueda de prensa, se convirtió en el objetivo de este "intento de transfuguismo y de compra" porque la veían "más ignorante" que a su compañero, ya que no tiene experiencia política, y le ofrecían lo que siempre le hubiera gustado ser, concejala del municipio donde vive desde hace 26 años. Asimismo, cree que la policía local se aprovechó de la "amistad" que las unía.

   Por su parte, Marcos ha destacado la "integridad" y la "honestidad" de los dos concejales de UPyD, "decisivos para impedir que se consumara un acto de corrupción", y ha elogiado su "valor" porque "es muy difícil denunciar la corrupción".

"PROTECCIÓN" DE GONZÁLEZ Y AGUIRRE

   En esta línea, Marcos ha censurado el "acto de linchamiento" contra ambos concejales y de "exaltación del alcalde" que se produjo el pasado domingo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Brunete,  que ha tildado de "esperpéntico".

   A su juicio, "esto solo es posible porque desde las instituciones españolas se amparan estas prácticas corruptas". En este sentido, ha acusado al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y a la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, de "proteger" a Gutiérrez, ya que considera "sorprendente" que no le hayan hecho dimitir.

Para leer más