Publicado 30/04/2020 12:00:34 +02:00CET

Ford firma con UGT y CC.OO. el nuevo ERTE escalonado de mayo a julio en la planta de Almussafes

Planta de Ford en Almussafes (Valencia)
Planta de Ford en Almussafes (Valencia) - FORD - Archivo

VALENCIA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Ford Almussafes ha firmado con UGT y CC.OO. un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "por causas productivas y organizativas" que se iniciará este lunes 3 de mayo a las 22.00 horas y concluirá el 31 de julio, y afectará a los trabajadores de forma escalonada: 2.700 trabajadores en mayo, 1.500 en junio y cerca de 1.100 en julio, coincidiendo con las fases de retorno a la actividad marcadas por el protocolo de prevención frente a la Covid-19, y con la recuperación de la demanda.

El acuerdo ha sido suscrito este jueves por UGT y CC.OO. en la comisión consultiva sobre el ERTE que la empresa había planteado el miércoles, mientras STM y CGT se han negado a firmarlo. Se trata del sexto ERTE que la fábrica lleva a cabo desde el año pasado y reedita las condiciones de los cinco anteriores, de modo que los empleados conservarán el 80% de su salario bruto y el 100% de las pagas, vacaciones y antigüedad.

Además, dado que este nuevo expediente viene derivado de la situación provocada por el coronavirus, la empresa se encargará de tramitar los expedientes y adelantará las cantidades que deba percibir cada trabajador por la Administración hasta que pague el SEPE, han explicado a Europa Press fuentes sindicales.

La fábrica valenciana retomará la actividad en su planta de vehículos el próximo lunes, 4 de mayo, mientras la de motores abrirá dos semanas después, el día 18. Este domingo, 3 de mayo concluye el ERTE "por fuerza mayor" que comenzó a aplicarse a la mayoría de la plantilla a raíz de la declaración del estado de alarma frente a la emergencia sanitaria.

Ahora, la marca del óvalo aplicará un nuevo ERTE, en este caso por razones productivas y organizativas, que se ajuste a la vuelta escalonada al trabajo. También aduce la caída de las matriculaciones, un 69% en marzo y estima un 90% en abril, por lo que prevé bajar la producción en unos 13.200 vehículos en mayo, 3.200 en junio y 1.300 en julio.

El ERTE alcanza a todos los trabajadores de la factoría valenciana a excepción de los jubilados parciales y aquellos empleados en régimen de servicio permanente como son los de la planta motriz, el departamento de seguridad y prevención y extinción de incendios, así como el servicio médico y el departamento de prevención de riesgos laborales, esto es, a unos 7.000 empleados de una plantilla de 7.211.

"EL RETO" DE FORD

De este modo se pretende "garantizar una vuelta escalonada" al trabajo, ha explicado el presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT en Ford Almussafes, Carlos Faubel. En declaraciones a Europa Press ha señalado que se trata de una medida "más que justificada" en una situación excepcional como la que estamos viviendo como consecuencia de la Covid-19 y que pretende "adecuarse al marco legal".

El líder sindical de UGT ha subrayado que la fábrica tiene un "reto importante por delante" tanto en materia de salud laboral como por la recuperación de la actividad económica en el futuro para que este tipo de industria continúe y no se vea "lastrada" por la "complicada" situación actual.

De hecho, la próxima semana está previsto que la dirección de Ford Almussafes y los sindicatos retomen las negociaciones sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter extintivo que la marca del óvalo planteó para 410 trabajadores a principios de marzo, antes de que se desencadenara la crisis del coronavirus, que dejó las negociaciones en suspenso.

Por su parte, el portavoz de CC.OO., José Arocas, ha valorado la firma del ERTE suscrito este jueves como consecuencia de una "situación excepcional y más cuando el arranque de la actividad no va a ser para toda la plantilla". A estos compañeros, ha dicho, hay que "darles cobertura y no buscar excusas para no firmar el ERTE".

Para leer más